Vivir la crisis de deuda y la nacionalización de la banca en 1982, la crisis financiera de México en 1994 y diversas crisis globales que han afectado a los mercados financieros apoya la teoría de que la volatilidad continuará; sin embargo, no habrá grandes afectaciones en el corto plazo ante las negociaciones del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) y la cercanía de las elecciones presidenciales de México, así lo afirma Alejandro Finkler Kudler, director general de Casa de Bolsa Ve por Más (BX+).

“La volatilidad persistirá con mayor profundidad a medida que se informe sobre el TLCAN y las elecciones, sí habrá presión en los mercados cambiarios y de valores, creo que al principio no va a pasar nada fuera de la volatilidad, ya que las instituciones que tiene México son muy sólidas. Sí podemos ver un tipo de cambio en 20.50 pesos por dólar y el principal índice bursátil sobre 45,000 puntos, previo a los resultados de las elecciones, pero gane quien gane no debería pasar nada drástico”, explicó.

El entrevistado comentó que este tipo de volatilidad ya la hemos visto, incluso previamente a las elecciones presidenciales de Estados Unidos en el 2016, cuando la paridad cambiaria llegó a 22 pesos por dólar ante el efecto Donald Trump. “Lo que podríamos observar en los próximos meses es algo similar”.

Comentó que el inversionista está nervioso y ante la incertidumbre está buscando diversificar, no está tomando posiciones en una sola moneda. 

“Hay quien está cambiando 10 o 20% de su patrimonio en instrumentos de protección de tipo de cambio, todo esto en función de su perfil de inversionista”, dijo Alejandro Finkler.

“En BX+ tenemos desde un producto que te da la cobertura natural o invertir en dólares, pero también la opción de crear un portafolio en renta fija o en valores de alta tecnología e industria de otros países, la clave es la diversificación”, expuso.

Uno de los grandes proyectos que tiene la Casa de Bolsa BX+ es atraer a inversionistas más jóvenes que quieran crecer su patrimonio a través de los mercados financieros.

“La mayoría de nuestros clientes tiene más de 45 años y ahora estamos haciendo una campaña para atraer a gente de 30 a 35 años, ya que en ese rango de edad están dispuestos a asumir más riesgo con un panorama de más largo plazo”, mencionó Finkler.

Por lo anterior, en diciembre del año pasado lanzaron una aplicación móvil que permite operar y monitorear el mercado bursátil mexicano, comprar fondos de inversión e incluso conocer los precios objetivo de la acciones desde el teléfono celular y, además, “estamos creando una familia de fondos de fondos y en este mes la tendremos, va a ser una alternativa interesante para el cliente, ya que con una sola inversión le vamos a diversificar su perfil conservador o moderado”.

Dijo que también están realizando cátedras en las universidades para fomentar la cultura bursátil, para que ese público se vaya familiarizando con el mercado, los estudiantes tienen la posibilidad de abrir su cuenta con un monto mínimo de 5,000 pesos.

Experiencia

Para el director general de Casa de Bolsa BX+, en los últimos 10 años desde la integración del grupo financiero, ha crecido constantemente tanto en número de clientes como en activos bajo administración. “Esa sinergia de integración con todo el grupo nos ha permitido no sólo vincular al cliente con los servicios y productos que ofrecemos como casa de bolsa: mercado de valores, de renta fija, notas estructuradas, fondos de inversión, operaciones cambiarias, sino que también ofrecemos el sistema bancario a los clientes: préstamos para construir o un crédito simple para exportaciones o importaciones, lo que nos permite ser más sólidos y ofrecer un servicio integral”, explicó.

Como casa de bolsa tienen presencia en Ciudad de México, Monterrey, Cancún, Mérida, Puebla, León, Torreón, Querétaro, Hermosillo y Guadalajara. “Estamos a punto de iniciar en San Luis Potosí. Estaremos presentes como casa de bolsa en las 29 ciudades de la República Mexicana que tiene ya el banco y cada año vamos integrando 3 o 4 ciudades a nuestra red bursátil”, dijo Finkler.

¿Qué tipo de cliente tienen?

“De acuerdo con la gama de productos, nos estamos abocando a cada segmento del cliente, si viéramos la parte bursátil, gente de más alto poder adquisitivo, de recursos más importantes, porque para ofrecerle un portafolio diversificado en el cual le puedas integrar notas estructuradas, fondos de inversión, mercado de capitales, instrumentos de deuda, si se necesita cierto monto, no lo puedes hacer con 100,000 pesos, pero sí con 10 millones de pesos. Aquí no le decimos no a nadie y buscamos el producto o servicio que se adecue a sus necesidades, ya sea bancario o bursátil”, expuso.

“La mayor lección es que siempre tenemos que estar abocados al cliente, buscar la mejor experiencia del inversionista. Un cliente contento se va a quedar aquí, te va a recomendar; nuestra mejor publicidad es la satisfacción de cada uno de los clientes”, mencionó el entrevistado, en sus oficinas ubicadas en Polanco en la Ciudad de México.

Biva

En el contexto de la segunda Bolsa de valores en el país, Alejandro Finkler dijo que están trabajando en conjunto con la AMIB para el tema de la conexión tecnológica con Biva. “Todavía no comenzamos a operar con Biva, pero ya tenemos la conexión y los contratos firmados, prácticamente ya estamos listos para empezar a operar en julio de este año. Como institución ya estamos listos, sí nos va a costar más, pero tenemos que ofrecerle el servicio al cliente”.

Dijo que hay incertidumbre, la idea es que desde que se conecten se logre lo que llaman mejor ejecución, donde se pueda encontrar el mejor precio. 

“Tener una segunda Bolsa va a ser un buen proyecto, pero a mediano plazo, a medida que el negocio bursátil se consolide, pero al principio costará un poco de trabajo, porque será el mismo volumen con las mismas empresas y las mismas acciones, esto va a ir madurando poco a poco”, concluyó Alejandro Finkler.

abr