Los pensionados y trabajadores que se jubilarán en el régimen de beneficio definido por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) o del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) representan un alto costo financiero para las finanzas públicas del país, determinó la Auditoría Superior de la de Federación (ASF).

En la Cuenta Pública del 2015 expone que, en el caso del IMSS, el pago de pensiones y jubilaciones a 3 millones 453,948 pensionados bajo el régimen de beneficio definido representó un costo fiscal de 187,533 millones de pesos para el gobierno federal.

Este pago mantendrá una tendencia creciente, alcanzando el mayor monto de recursos en el 2034 y será a partir del año 2050 cuando este gasto empiece a decrecer hasta extinguirse en el 2090, debido a que se trata de una población cerrada , abundó.

Destaca que el presupuesto para el pago de las pensiones de beneficio definido correspondientes a la Ley del Seguro Social de 1973 representó más de 70% del presupuesto total pagado por el IMSS, que fue un total de 264,962.9 millones de pesos.

Lo anterior indica que la intervención del gobierno federal en el pago de las pensiones fue fundamental para garantizar un ingreso al final de la vida laboral de los trabajadores, ya que en el 2015 se benefició a 3 millones 139,540 de pensionados, los cuales representan 90.9% de los pensionados bajo ese régimen .

La ASF identificó que durante el periodo 2010-2015 el presupuesto para el pago de las pensiones bajo el amparo de la Ley de 1973 creció en 9.2% en promedio anual, ello como consecuencia del incremento de la población pensionaria bajo ese régimen, ya que se determinó un crecimiento de 4.4% en promedio anual, al pasar de 2 millones 536,013 pensionados del 2010 a 3 millones 139,540 en el 2015.

En su informe, la Auditoría recordó que en la Ley del Seguro Social publicada en el Diario Oficial de la Federación el 21 de diciembre de 1995 vigente a partir del 1 de julio de 1997 se estableció que el IMSS es responsable de administrar las pensiones y jubilaciones que se otorgan en los regímenes de beneficio definido.

Pensiones del ISSSTE representan 3% del gasto

Con respecto a la situación del ISSSTE, la ASF refirió que el pago de 997,600 pensionados al 2015, así como de 1 millón 329,700 trabajadores, que al término de su vida laboral recibirán un ingreso bajo el régimen de beneficio definido, puede traducirse en un riesgo financiero y actuarial que presione la estabilidad de las finanzas públicas.

El valor presente de las obligaciones de pago, al 31 de diciembre del 2015, ascendió a 146,452 millones de pesos, monto que representó 19.2% del endeudamiento neto del sector público presupuestario y 3% del gasto neto presupuestario pagado y 0.8% del PIB .

Con lo anterior, la ASF añadió que, en el mediano plazo, este régimen mostrará una tendencia creciente en el costo fiscal, ya que para el año 2035 se requerirán 253,803 millones de pesos para hacer frente al pago de dichas obligaciones; sin embargo, a partir del año 2036, la población bajo este régimen comenzará a disminuir y se estima que las obligaciones de pago concluirán a partir del año 2075.

Se identificó que 52.3% (1,329.7 miles) de los trabajadores cotizantes al ISSSTE correspondió al régimen de beneficio definido, y su población de pensionados ascendió a 997,600 de personas, lo que representó 97.9% de la población pensionaria total .

La ASF indicó que en el mediano plazo, el instituto presentará suficiencia financiera en los recursos para hacer frente a las obligaciones pensionarias de riesgos de trabajo ya que, de acuerdo con las estimaciones, a partir del 2016 y hasta el 2050, los ingresos serán suficientes para cubrir las obligaciones pensionarias en cada uno de los años proyectados.

Contribución definida, ?por buen camino

En lo que respecta al régimen de contribución definida, la ASF indicó que el número de trabajadores ascendió a 1 millón 213,800, lo que representó 47.7% de los trabajadores asegurados cotizantes y se constató que el número de pensionarios representó el 2.1% de la población pensionaria total del instituto.

Refirió que, en el periodo 2010-2015, el número de pensionados registró un crecimiento promedio anual de 154.4%, al pasar de 2,000 a 21,300 de trabajadores; este régimen presentará un crecimiento continuo hasta llegar a un punto de estabilización en el año 2070, debido a la disminución de los pensionados en el régimen de beneficio definido.

Destacó que este régimen se distingue por el hecho de que los trabajadores se hacen cargo de su propias cuentas de ahorro para el retiro, y a través de las inversiones que realizan las afores obtienen un rendimiento para que su dinero crezca.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx