David Bojanini es uno de los 10 ejecutivos más importantes de Colombia, aunque su sencillez y cortesía extremas puedan provocar alguna confusión. Es el Presidente del Grupo de Inversiones Suramericana (Sura), una de las mayores empresas de América Latina. En México pocos sabían de la existencia de Sura, hasta noviembre del año pasado, cuando se anunció que este grupo colombiano era el nuevo propietario de los activos de ING en Latinoamérica.

En México, al frente de la empresa está Xavier de Uriarte. Tiene una cartera de casi 6 millones de clientes y una gran fuerza en los segmentos de seguros y en afores. Es un mercado desarrollado, pero con muchas oportunidades para nosotros. El reto es seguir creciendo donde estamos fuertes y avanzar en otras áreas donde vemos potencial, por ejemplo, el ahorro voluntario de largo plazo , dice este hombre originario de Medellín, la capital del departamento de Antioquia.

Ustedes son líderes en Colombia desde hace muchos años, ¿cómo nace el plan de expansión internacional tan agresivo?

Nosotros estuvimos mucho tiempo en Colombia, sabroso, creciendo y ganando mercado. Hace más de 10 años nos dimos cuenta de que la siguiente etapa tenía que ser fuera de Colombia y pensamos en la expansión internacional. Nos enfocamos en Latinoamérica porque tiene un mercado en crecimiento, con una clase media creciente. Hicimos algunas operaciones de compra aisladas, pero cuando ING decide vender sus activos fue una oportunidad de ésas que se presentan una vez en la vida. Teníamos un plan donde estaba Chile, Perú, México, pero era casi imposible que te ofrecieran un activo que tuviera presencia en todos esos países, con unidades funcionando bien y posición de liderazgo en el mercado.

Pagaron casi 3,800 millones de dólares por las operaciones de ING en América Latina, ¿Cuánto tiempo tardará en digerir esa inversión?

Eso depende mucho de qué tan dinámicos seamos nosotros. Es una inversión que abre muchas oportunidades. Si nosotros dejáramos solamente el negocio que adquirimos, nos llevaría unos 12 años recuperar la inversión. Si consolidamos bien los negocios, el proceso será más rápido. El mayor reto no es acelerar el retorno, sino ver cómo vamos a tener contentos a esos 16 millones de clientes que tengo en la región. Se trata de que sean fieles a esta organización para que estén abiertos a los productos que yo les puedo ofrecer.

¿Veremos algún día en México, bancos del Grupo Empresarial Antioqueño?

Si algún día lo podremos tener, lo tendremos. Por ahora, yo no puedo decir: Mi plan es comprar un banco en México porque, si yo digo eso, mañana me llama el Superintendente de Colombia y me dice: Oiga, ¿que usted está comprando un banco en México? . Hay que ver muy bien cómo se dicen estas cosas. Quiero aprovechar 6 millones de clientes que tenemos en México para venderles otros productos. Eventualmente, ofreceremos productos financieros a esos clientes y no necesariamente sería a través de un banco aquí. La prioridad está en los fondos mutuos.

Vivimos un momento de grandes oportunidades y riesgos, ¿cuál es la mezcla de audacia y de prudencia que usted aplica?

Nosotros no podemos tener una visión apocalíptica. El mundo pasa por momentos difíciles, pero, por más fuerte que sea la crisis, no se acaba.

Cuando las empresas vemos inversiones de muy largo plazo, tenemos que estar dispuestos a afrontar los ciclos que tiene la economía… Para invertir fuera de Colombia, buscamos economías que tengan potencial para crecer y ofrezcan estabilidad política. Invertimos en sistemas pensionales que han demostrado su viabilidad. Los sistemas de contribución definida como las afores y los AFP son los únicos que son sostenibles hoy día. Es bueno introducirle elementos solidarios, como lo ha hecho Chile, para que las personas de menores ingresos puedan tener un ingreso al momento del retiro.

TIENEN CEMENTERA, BANCO Y VENDEN ALIMENTOS

DE MEDELLÍN, PARA EL MUNDO

Sura es un nombre que apenas empieza a sonar en México, pero tiene una historia de 67 años en Colombia. Esta empresa financiera es parte fundamental del Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), el mayor conglomerado empresarial colombiano, que produce alrededor de 7% del PIB de ese país.

Con sede en Medellín, el GEA tiene 150 empresas agrupadas en tres grandes divisiones: materiales de construcción, alimentos y sector financiero.

En cementos, su empresa Argos tiene 51% del mercado colombiano y es el cuarto mayor de América Latina. Su división alimenticia, Nutresa, es el mayor productor de alimentos procesados de Colombia y uno de los 10 mayores del subcontinente. Sura forma parte de la división financiera que incluye también a Bancolombia, el banco número uno de ese país por participación de mercado.