Javier Alvarado Chapa, economista egresado del Tecnológico de Monterrey y contaba con un doctorado en Filosofía con enfoque en economía, en finanzas y organización industrial en la Universidad de Yale.

Era consejero y vicepresidente de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB) y director general de Monex Casa de Bolsa.

Javier fue un apasionado de los mercados financieros, de las finanzas, de la macroeconomía y de las operaciones bursátiles, siempre expresaba estrategias orientadas a impulsar el mercado de valores en nuestro país. En sus primeros años de economista participó en el programa de verano para estudiantes de postgrado del Fondo Monetario Internacional (FMI), donde escribió sobre las raíces de la inflación brasileña.

En su trayectoria en el gobierno, en 1997, fue el director general adjunto de Planeación Financiera en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) donde trabajó de la mano con Manuel Ramos Francia, contribuyó al diseño del programa de colocaciones de deuda interna y participó en el desarrollo de la política económica de ese sexenio.

En su twitter, José Antonio Meade, ex candidato a la Presidencia de la República Mexicana en el 2018, escribió: “Javier Alvarado, me dio la bienvenida al doctorado. Nos graduamos juntos. Lo admiré como economista y fue siempre un gran amigo. Brillante, optimista, ocurrente y generoso”.

 

 

Sector áereo

Javier fue el director de planeación financiera y tesorería de Cintra, donde supervisó el manejo de la tesorería y la inversión de los fondos de pensiones. Además, que elaboró los lineamientos para la administración de riesgos de las compañías pertenecientes a Cintra.

Participó en Aerovías de México (Aeroméxico) como tesorero corporativo, director de planeación de Red y Optimización de Ingresos y el director general adjunto, donde dirigió la planeación estratégica, la estrategia de red, la estrategia de optimización de ingresos y la planeación de flota. Asimismo, Javier supervisó la operación de Aeroméxico Connect, subsidiaria regional de Grupo Aeroméxico.

Sector financiero

En el 2007, Javier Alvarado, ingresó al sector financiero en México como director general adjunto de Tesorería y Finanzas del Grupo Financiero Mifel, donde dirigió la administración del flujo de efectivo de las diversas entidades del Grupo, el fondeo de las mismas, la administración de la posición propia y la optimización del balance del banco.

Javier estuvo encargado de la operación de las mesas de dinero, cambios y derivados. Supervisó la operación de las áreas de contabilidad y planeación financiera. Uno de los mayores reconocimientos fue que dirigió la emisión de la nota subordinada híbrida por 100 millones de dólares en los mercados globales.

En el 2010, Javier llegó a las filas de Monex Grupo Financiero, como director general de Monex Casa de Bolsa, ahí dirigió la administración del balance del Grupo, la operación de las mesas de cambios, dinero, derivados, capitales, de Monex Securities en Estados Unidos y el área de administración de activos y pasivos.

Javier instrumentó la estrategia para transformar la tesorería de Banco Monex en una unidad de negocios y diseñó e instrumentó la estrategia para incrementar los ingresos por derivados en 30% anual desde el 2010 hasta la fecha.

Despedida

Javier Alvarado Chapa, falleció ayer, 19 de septiembre en la ciudad de Miami. El Economista pidió comentarios sobre una de las personas más apreciadas en el sector bursátil en México en la última década:

“Lamento profundamente la irreparable pérdida por el fallecimiento de Javier Alvarado Chapa. Javier fue un destacado economista y ejecutivo que, a través de su gestión en diversas empresas mexicanas, particularmente en Monex, contribuyó de manera sobresaliente a la evolución de los mercados financieros nacionales. Prueba de ello fue su prominente labor como vicepresidente de la AMIB. Javier tuvo un papel clave para tender puentes y promovió la colaboración entre autoridades e instituciones. Javier destacó por su excelente formación técnica, rica experiencia profesional y una gran capacidad de liderazgo y diálogo, cualidades que marcaron su valiosa contribución al desarrollo del sistema financiero mexicano. Más allá de sus virtudes profesionales, Javier fue un entrañable amigo y compañero, persona excepcional, con la mejor actitud para todo y de nobleza inigualable. Se trata de una pérdida irremplazable para el sector financiero, para sus amigos y para su familia”, Alejandro Díaz de León Carrillo, Gobernador del Banco de México.

Para Héctor Lagos Dondé, presidente ejecutivo de Monex Grupo Financiero: “Javier Alvarado desarrolló para Monex con gran éxito las áreas de mercados y tesorería. Su contribución a Monex es invaluable. Javier fue extraordinariamente brillante, con un gran sentido del humor y asertividad. Tuve el privilegio de contar con un magnífico ser humano en todos los aspectos de su vida. Es una pérdida enorme y lo voy a extrañar mucho”.

“Javier Alvarado Chapa, además de compañero de grandes batallas por el mercado mexicano de valores, fue quien ayudó a redefinir éste como el mejor instrumento para hacer crecer a las empresas nacionales y por lo tanto el empleo y la riqueza de los mexicanos, además un entrañable amigo lleno de sabiduría y humildad. Nos hará mucha falta siempre, gracias por todo querido Javier”, dijo Álvaro García Pimentel, presidente Ejecutivo de la AMIB.

Hugo Petricioli, CEO de Franklin Templeton México: “Siento profundamente la irreparable pérdida de mi amigo Javier Alvarado, un ser humano íntegro, firmemente comprometido con el buen desarrollo y crecimiento de México, gran aliado y transformador de la industria”.

Mauricio Naranjo, director general de Monex Grupo Financiero, comentó: “hace 11 años Javier Alvarado se integró a Monex a cargo de mercados financieros. Creó una tesorería en forma y mejoró de forma muy importante nuestro manejo de activos y pasivos, Javier fue un profesional brillante, con una mente ágil y una contribución valiosa en cualquier discusión. El área que Javier encabezó tuvo resultados destacados como una costumbre. Fue además un amigo entrañable. Con un espíritu fuera de serie siempre optimista, agudo y gran sentido del humor Javier nos deja un hueco que será difícil de llenar”.

“El fallecimiento de Javier Alvarado representa una gran pérdida para quienes tuvimos el placer de conocerlo, así como para el mercado de valores mexicano. Javier siempre trabajó para mejorar el funcionamiento de los mercados financieros aprovechando su amplio conocimiento y experiencia tanto en el sector público como en el privado. Lo vamos a extrañar. Q.E.P.D.”, Alejandro Aguilar Ceballos, director general adjunto de Administración de Activos de Grupo Financiero Banorte.

Santiago Urquiza, presidente de BIVA, dijo, que Javier “era un intelectual y promotor incansable del mercado de valores. Siempre se mostró interesado en la profundidad del mercado, siempre aportando ideas, principalmente en temas de derivados, OTC, etc. Carismático y un gran líder”.

“La pérdida de nuestro querido Javier Alvarado ha dejado una tristeza muy profunda en cada una de las personas que tuvimos la oportunidad de conocerlo y compartir su amistad. Javier fue una persona extraordinaria que dejó a su paso un legado muy importante. Javier fue una persona honesta y generosa, que siempre buscó aportar al desarrollo de nuestros mercados financieros. Por ejemplo, su retroalimentación respecto a las medidas que implementó el Banco de México durante la pandemia fue clave para que éstas tuvieran un impacto importante. Su liderazgo y personalidad lo hacía una persona muy querida en el sector financiero de nuestro país. Personalmente siempre extrañaré su guía y amistad”, mencionó Juan García, director de Operaciones Nacionales del Banco de México.

Efrén del Rosal, director general de la AMIB: “Yo apreciaba mucho a Javier, incluso en varias ocasiones comenté con colegas del sector bursátil, lo destacado de su inteligencia, combinado con una manera de ser muy sencilla. Mucha gente nos ha enviado condolencias y comentarios por la pena de su fallecimiento, pues constato que verdaderamente la gente que lo conoció expresa como denominador común esa clara percepción de ser: una gran persona, particularmente muy inteligente y sencillo… Javier se caracterizaba por una forma de expresarse muy afable, amable y con un sentido del humor muy peculiar, pero que siempre te hacía reír con sus referencias a diversas situaciones, fueran de trabajo o de cuestiones de la vida diaria. Como economista, también era muy valioso comentar ideas con él, porque la conversación siempre fue de alto nivel y gran conocimiento que le daban su nivel de doctorado y amplia trayectoria profesional, pero nunca con tono ni arrogancia académica”.

Carlos González, director de Análisis Económico, Cambiario y Bursátil de Monex Grupo Financiero dijo “me tocó tenerlo como jefe y lo resumiría en una persona muy inteligente, muy ameno y una excelente persona”.

Jorge Alegría, representante de CME en México mencionó “Javier tenía una gran habilidad para identificar problemas concretos en nuestro mercado, y proponer, además de las soluciones adecuadas, el plan de acción para su implementación. Esto, junto con una altísima credibilidad en el medio y con las autoridades, y un trato siempre correcto hacían de Javier una persona de gran valía para el mercado mexicano. Lo vamos a extrañar mucho”.

“Tuve la oportunidad de trabajar y conocer a un excelente profesional y persona. Siempre mostrando su gran calidad como líder. Siempre permitiendo el brillo de su equipo. Se le extrañará sin duda”, José Hudson, director del Mercado de Capitales de Monex Grupo Financiero.

En lo que a mí respecta, quiero agradecer las entrevistas que nos otorgó y la amabilidad que siempre tuvo para El Economista. Q.E.P.D.

patricia.ortega@eleconomista.mx