Tres años les llevó el desarrollo de productos financieros con objetivo de rendimiento; 107 personas participaron en la composición de los nuevos portafolios de BBVA Asset Management México.

“Hemos trabajado en esto. Nos demanda mucha complejidad de gestión, porque se requieren distintos tipos de diversificadores, estrategias con derivados, inversiones de retorno absoluto de diferentes estilos, diferentes activos que amortigüen un poco la trayectoria de los mercados y que te den esa diversificación o correlación con los activos tradicionales”, comentó en entrevista con El Economista Jaime Lázaro, director de la firma financiera. 

Explicó que la familia multiestrategias de BBVA México combina activos de diferentes asset class locales e internacionales, y esa migración corresponde a la estrategia de objetivo de rendimiento que han demandado los inversionistas en estos tiempos de cautela.

“La táctica de objetivo de rendimiento es una línea de producto, pero hay muchas carteras que están y seguirán un benchmark donde tú le pides al manager que refleje su valor desde el punto de vista de gestión de diversas marcas comparativas”, expuso.

BBVA tiene un menú de 73 fondos de inversión, y también contempla portafolios desarrollados con Betas (indicador que mide el riesgo sistemático o de mercado) puros de activos tradicionales por perfiles para que puedan complementar los requerimientos de los clientes.

Jaime Lázaro mencionó que en el mundo hay "trillones de dólares" que van a seguir teniendo un índice de referencia, pero también hay una gama de gestión de activos que tiene que ver con los productos de objetivo de rentabilidad en cierto tiempo y esto es relevante, porque aquí el cliente está tratando de hacer una gestión más conservadora, donde la trayectoria de sus rendimientos sea mucho más suave: “El cliente que no quiere experimentar alta volatilidad, sino que haya consistencia de rendimientos independientemente del entorno de mercado. Es algo que tiene demanda.

Nuevos fondos

La inquietud del equipo de BBVA Asset Management México es reconocida en el mercado. Este mes, lanzaron un fondo que invierte en instrumentos dolarizados, que incluye: letras del Tesoro estadounidense (T-Bills) y deuda corporativa de Estados Unidos. Se denomina como Conservador Plus Dolarizado.

En septiembre, contemplan un portafolio con cobertura hacia el peso mexicano, “donde puedas transformar tus activos a un rendimiento en pesos”, mencionó Jaime Lázaro.

Y en octubre, BBVA Asset Management México presentará una nueva cartera que incluya instrumentos de renta fija global en pesos.

Tecnología

El director de Asset Management explicó que cada vez se observa más una mezcla de los clientes que operan de forma analógica (yendo a la sucursal o hablando con su banquero) y los que realizan sus transacciones a través de sus canales digitales que aumenta cada vez más.“Es muy interesante la mezcla, ya que puedes estar en contacto con otras generaciones y también ofreces la comodidad y la simplicidad de operar digitalmente”.

Dijo que han desarrollado soluciones no sólo en la operación digital. Han implementado el storage forward en fondos, “hay gente que sólo tiene tiempo de ver sus inversiones en el fin de semana, es decir, un horario fuera de operación, así que ahora pueden capturar sus transacciones para que se ejecuten a primera hora del lunes, y no tengan que estar esperando el horario específico para operar”.

Hay que poner atención

Jaime Lázaro consideró que en los próximos meses hay que estar atento a “lo que haga la Reserva Federal (Fed), ya que tiene implicaciones para diferentes clases de activos, sobre todo para países emergentes, y hay que tratar de entender la profundidad de este ciclo de relajación monetaria en Estados Unidos. Ése es el punto más importante, si va a ser ciclo o no, y de qué profundidad”. 

Otro factor que mencionó es la guerra comercial entre Estados Unidos y China y sus implicaciones con el resto del mundo. Es un entorno que le pega a la confianza de los inversionistas y que puede tener implicaciones en la economía real en el tiempo.

“Son los eventos que están moviendo a los mercados financieros. Desde el punto de vista local, hay que esperar las decisiones de política monetaria y ver, qué tanto el Banco de México puede seguir a la Fed en este ciclo de relajación o no, y también qué tanto la economía puede crecer en los próximos años.

Recientemente vimos un aumento cercano a 0 por ciento. En México, el mercado quiere descontar de qué tamaño va a ser el crecimiento de la economía hacia adelante para poder tomar decisiones de inversión desde el punto de vista de mercados y de economía real. Son las variables que tienen más impacto en el corto plazo en el sentimiento de los inversionistas”, dijo el directivo.

Cambio de gobierno

“Sabemos que cíclicamente el primer año de un gobierno tiende a registrar una caída en el crecimiento económico. Hasta cierto punto es normal, en lo que se determina qué tipo de políticas públicas se va a implementar, porque se reorganizan los temas de gastos y se reorienta el tema de política fiscal”, explicó Jaime Lázaro, quien desde hace un mes es el presidente de CFA Society México.

Dijo que esperan que poco a poco haya más claridad sobre qué tipo de políticas públicas habrá, y en esas políticas qué papel van a jugar las empresas, y así se podrá reordenar la asignación de las inversiones.

“En cada cambio de gobierno hay nerviosismo entre los clientes. Este sexenio no ha sido la excepción, y más que se habla de un cambio de régimen y no sólo un cambio de administración. Los clientes están a la expectativa de qué tipo de medidas se va a tomar para hacer una locación de su capital”. Mencionó que la estrategia actual es más conservadora, reduciendo activos de riesgo y de cobertura. 

“Ojalá que el sentimiento de los inversionistas vaya cambiando por el bien del país y el desarrollo del mercado mexicano. Aún se percibe cierta preocupación por la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México. Se requiere claridad de las reglas del juego para participar en activos de tan largo plazo. Lo que se requiere es recobrar la confianza”, dijo Jaime Lázaro.

[email protected]