El año pasado, si bien la inflación cerró en 6.77%, para el sector asegurador —sobre todo las compañías que venden seguros de gastos médicos— una de las principales preocupaciones fue el incremento que presentó la inflación médica, que a finales del 2017 se ubicó en 12.87 por ciento.

“La inflación que se registró el año pasado fue de 12.87%, una cifra que ha venido incrementándose en los últimos años y que tiene efectos importantes en el sector que vende productos de salud, ya que encarece las primas de los seguros de gastos médicos mayores”, indicó Annel Lozano, subdirectora de Estrategias de Salud Be Well de Lockton México.

Explicó que el impacto se da debido al encarecimiento de las consultas médicas, los medicamentos, las hospitalizaciones así como de los aparatos que se deben utilizar, por lo cual las compañías aseguradoras deben invertir más.

Agregó que si bien las aseguradoras generan estrategias para que la inflación médica no impacte tanto en sus costos de las pólizas, tarde o temprano van a tener que modificar los precios a sus clientes.

“A pesar de que la inflación médica ha aumentado considerablemente, realmente las aseguradoras no han tenido un crecimiento en los precios de sus pólizas a la par, ya que, a través de diversas estrategias, han ido absorbiendo ese tema; sin embargo, poco a poco va a haber un número que les alcance y finalmente tendrán que modificar sus costos”, explicó.

Por lo anterior, si bien no precisó una cifra, sí espera que este año algunas de las aseguradoras eleven sus precios, aunque no en el mismo ritmo de la inflación médica.

La inflación médica se refiere al aumento del costo de la salud, en donde se incluyen los honorarios médicos, estadía en hospitales, tratamientos, medicamentos, entre otros factores.

El crecimiento de la inflación médica, acotó Annel Lozano, se debe sobre todo al tipo de cambio y a que México depende de otras naciones para ciertos insumos y recursos necesarios en el rubro de la medicina.

“Muchos de los recursos que se utilizan en el área médica provienen de otros países. En nuestro caso particular, tenemos una fuerte relación con Estados Unidos, por lo que cuando se adquieren aparatos, nuevas tecnologías, medicamentos, etcétera, de otros países, esto tiene un mayor costo. Asimismo, en esto impacta el tipo de cambio y las variaciones que ha presentado en los últimos años”, explicó.

Anteriormente, Seguros Monterrey New York Life había externado su preocupación por el tema, sobre todo porque la inflación médica duplica la inflación general y también impacta en la penetración del seguro.

“Desde hace ya varios años, la inflación médica ha presentado avances en su variación y supera, por mucho, la inflación general, por lo cual inevitablemente las aseguradoras deben realizar ajustes al alza respecto al precio de sus productos”, explicó Gustavo Cantú, director general de Seguros Monterrey.

En este sentido, agregó que los ajustes que las aseguradoras hacen en los precios de sus productos también inciden en la baja penetración que tiene el seguro, ya que al final los consumidores muchas veces ya no pueden solventar ese gasto. En México, apenas 7% de la población cuenta con algún seguro de gastos médicos, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

[email protected]