El grupo holandés de servicios financieros ING dijo que había puesto a la venta su negocio de arriendo de autos, en un acuerdo que medios holandeses dijeron podría estar avaluado en 4,000 millones de euros (5,700 millones de dólares).

ING está en medio de una inmensa reestructuración porque así lo obliga la ayuda financiera por 10,000 millones de euros que recibió del Estado durante la crisis financiera del 2008.

ING ya ha vendido varios activos para recaudar dinero para pagarle al Estado, pero la unidad de arriendo de vehículos no había sido considerada previamente como una posible desinversión.

Sólo la semana pasada, ING acordó vender su banco estadounidense en línea a Capital One Financial Corp por 9,000 millones de dólares en efectivo y acciones.

Además planea sacar a bolsa sus operaciones de seguros en dos ofertas públicas iniciales separadas.

"ING confirmó hoy que está revisando actualmente alternativas estratégicas para ING Car Lease, incluyendo discusiones con terceros interesados en una potencial adquisición", dijo ING en un comunicado, con lo que confirmó el reporte de un diario holandés.

El grupo no quiso dar los detalles financieros y sólo dijo que la unidad operaba en ocho países europeos, que cuenta con 240,000 vehículos y que emplea a 1,200 personas.

El diario holandés Het Financieele Dagblad valoró el lunes esa unidad en 4,000 millones de euros.

"Estamos positivamente sorprendidos de que ING Car Lease esté en venta. Eso porque la desinversión de esa unidad no era parte de (...) la estrategia", dijo Lemer Salah, analista de SNS.

El diario reportó que los rivales en el arriendo de vehículos, incluyendo a Arval de BNP Paribas, la subsidiaria de Rabobank Athlon, BMW-Alphabet, Leaseplan de Volkswagen y GE Fleet Services han sido visitados por representantes de los bancos asesores de ING para discutir una venta.

RDS