Ante los recientes acontecimientos políticos en Afganistán, donde los talibanes tomaron el control del país, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) solicitó a sus países miembros, entre ellos México, asesorar y facilitar información con sus sectores privados sobre el riesgo que representa esta nación respecto al blanqueo de activos y financiamiento al terrorismo.

“A la luz de los recientes acontecimientos en Afganistán, el GAFI, como organismo normativo mundial para la lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo, expresa su preocupación por el entorno actual y en evolución de riesgo de lavado de dinero y financiamiento del terrorismo en el país”, indicó el organismo luego de su más reciente reunión plenaria.

De acuerdo con el organismo, que encabeza el alemán Marcus Pleyer, es necesario que se acaten las más recientes resoluciones del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas sobre la situación de Afganistán, mismas que exigen que el territorio afgano no se utilice para amenazar o atacar a ningún país o para albergar o entrenar a terroristas.

“El GAFI pide a las autoridades competentes de todas las jurisdicciones que brinden asesoramiento y faciliten el intercambio de información con sus sectores privados sobre la evaluación y mitigación de cualquier riesgo emergente identificado de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, de acuerdo con el enfoque basado en el riesgo”, acotó el organismo.

Para el GAFI, es necesario garantizar que las organizaciones sin fines de lucro y demás actores puedan brindar asistencia humanitaria en Afganistán, por lo que pidió a los países que se protejan a estas instancias con el fin de que no se utilicen indebidamente para el financiamiento al terrorismo.

El organismo enfatizó que, junto con otras instancias, monitoreará de cerca la situación, específicamente en materia de riesgos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo y considerará todas las opciones para ayudar a promover la seguridad, protección e integridad del sistema financiero mundial.

Pese a este llamado, el GAFI no puso a Afganistán en su lista de jurisdicciones con deficiencias estratégicas y por ende deben de tener un seguimiento puntual por parte del organismo, acción que sí hizo con Jordania, Malí y Turquía.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx