Con el fin de que más mexicanos accedan a productos financieros y con ello crear un respaldo financiero, la fintech Stori se propuso acercar tarjetas de crédito a personas con la ayuda de herramientas como la inteligencia artificial, big data y machine learning en un país donde, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, sólo 12% de los adultos cuenta con una tarjeta de crédito.

Dejar atrás los procesos de la banca tradicional para que, a través de una experiencia 100% digital, el usuario interesado solicite un plástico físico en tan sólo 10 minutos, sin la necesidad de contar con historial crediticio.

“Creemos que podemos hacer una diferencia a través de la tecnología en algo tan sencillo como un teléfono celular, (...) podemos lograr llevar servicios y productos de buena calidad financiera a los mexicanos para que puedan , en un futuro, alcanzar un historial crediticio y mayores metas y poco a poco ir generando un banco digital”, señaló Manuel Medina cofundador y vicepresidente de Marketing en Stori.

Alianzas fortalecen confianza

De acuerdo con Manuel Medina, Stori cuenta con alianzas que los obligan a brindar un buen servicio y estar en orden con las regulaciones.

“Tenemos socios comerciales de talla internacional como es Mastercard, entonces, nuestra tarjeta puede ser utilizada en todo el mundo; también nos ayuda como patrocinador Afirme, en el sentido de que se pueden utilizar más de 6,200 cajeros automáticos que hay en México y toda la red de bancos que existen para pagar, eso también nos obliga a cumplir con todas las regulaciones en la Comisión Nacional Bancaria y de Valores”, añadió.

Entender al cliente, básico

Además, añade que a través de las herramientas tecnológicas, como el big data, Stori busca conocer y entender a sus clientes a la hora de entregar su producto.

“Utilizamos toda la información disponible, a pesar de no requerir historial crediticio o una calificación del Buró (de Crédito) perfecta para que podamos aprobarte, sí nos interesa conocer y entender a nuestros clientes, (...) pero no nos limitamos a eso porque justo nuestra misión es aprobar a más y dar acceso a la mayor cantidad de personas posibles a una herramienta como lo es una tarjeta de crédito”, dijo Manuel Medina.

No hay inclusión sin educación

A decir del cofundador y vicepresidente de Marketing en Stori, para cumplir con el objetivo de acercar a más mexicanos a un producto financiero es necesario contar con educación financiera.

“Si queremos crear una verdadera inclusión financiera, uno de los pilares clave es la educación financiera (...) tenemos un blog en nuestra página web donde contamos con artículos y piezas que hablan sobre tips prácticos y sencillos para que la gente pueda manejar realmente bien sus finanzas personales, en México; puedes estudiar Economía o Finanzas pero nadie te da tips de este tipo. Realmente es a través del conocimiento empírico y de gente que te va contando cómo manejar las cosas”, refirió Medina.

Actualmente, Stori ha aprobado más de 2,000 tarjetas de crédito y prevé continuar con un crecimiento acelerado durante este 2020.

[email protected]