ACTUALIZACIÓN 21:22 horas del 12 de octubre del 2021: Se corroboró con funcionarios del centro de migración de Pearsall, Texas, que Rafael Olvera Amezcua se encuentra recluido en dicho recinto y no desde su hogar, como lo citaron algunas fuentes.

El concurso mercantil de Ficrea, que en algún momento operó como sociedad financiera popular (Sofipo), comienza una nueva etapa debido a que Javier Navarro Velasco, que actuaba como síndico de este proceso, ha renunciado a su cargo para sumarse al gabinete de Samuel García, gobernador de Nuevo León, mientras que el juez rector de dicho proceso, Guillermo Campos, ha sido removido a otro juzgado.

En información difundida a los acreedores de Ficrea, Navarro Velasco informó que desde el pasado 4 de octubre se sumó al gabinete de Samuel García como secretario general de Gobierno, por lo que renunciaba a su cargo como síndico del concurso mercantil, el cual ocupó durante casi seis años.

“Presenté ante el juzgado que conoce del concurso mercantil y ante el IFECOM (Instituto Federal de Especialistas en Concursos Mercantiles), mi renuncia al cargo de Síndico de Ficrea, pues el gobernador de Nuevo León me hizo el honor de invitarme como secretario general de Gobierno”, se puede leer en una misiva con fecha del pasado 3 de octubre.

“Me veo -añade el escrito- en la imperiosa necesidad de dejar de participar en la sindicatura pues no son compatibles ambos cargos”.

Navarro Velasco, socio de la firma Baker & McKenzie, fue nombrado como síndico del concurso mercantil de Ficrea desde el inicio del mismo, es decir, en octubre del 2015 y logró recuperar cerca de 22% del total de la deuda reconocida de esta empresa, equivalente a 6,500 millones de pesos, con sus 4,900 acreedores, de los cuales la mayoría son personas de la tercera edad afectadas por el desfalco de dicha institución.

Desde el 2015 hasta marzo pasado, Navarro Velasco en su calidad de síndico logró monetizar alrededor de 1,448 millones de pesos en favor de los acreedores de Ficrea, lo cual es equivalente a 22% de la deuda reconocida, es decir, que, por cada peso perdido, logró recuperar 22 centavos para los ahorradores.

Dentro de las acciones que más llamaron la atención en su labor de Navarro Velasco como síndico de Ficrea, fue la demanda que interpuso en Estados Unidos contra Rafael Olvera Amezcua, principal accionista de la empresa y señalado por un desfalco cercano a los 2,700 millones de pesos.

Derivado de dicha demanda, Olvera Amezcua aceptó ceder 82 propiedades en Estados Unidos, 42 en Madrid, España; 35 automóviles y una cuenta bancaria con 1.3 millones de dólares para detener un juicio en su contra en Estados Unidos.

Con el inicio de la pandemia, la monetización de inmuebles se complicó para Navarro Velasco, ya que el precio de algunos bienes que pertenecían a Ficrea se depreció. Asimismo, Olvera Amezcua todavía pelea en tribunales la posesión de otros que le fueron incautados.

Pendientes

Para Fernando González Santillana, interventor en el concurso mercantil de Ficrea, la renuncia de Navarro Velasco como síndico de la empresa fallida se da en un contexto donde todavía quedan pendientes como la extradición de Olvera Amezcua a México para rendir cuentas ante las demandas por daño patrimonial de los ahorradores.

“Queda en manos de la propia Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el nombramiento de un nuevo síndico con el apoyo del IFECOM y esperar que sea una persona que tenga conocimiento de la materia concursal, que se comprometa para continuar con toda la recuperación de bienes pendiente y que avance en los procesos pendientes por resolver o por iniciar, entre ellos, lograr el retorno del señor Olvera Amezcua”, detalló González Santillana.

De acuerdo con el interventor, además del nombramiento del nuevo síndico, también queda pendiente la designación de un nuevo juez concursal que dicte el camino del proceso del concurso mercantil, en sustitución de Guillermo Campos Osorio, quien fue removido a otro juzgado.

Asimismo, el interventor acotó que también queda pendiente el levantamiento del aseguramiento de los inmuebles que se han detectado en España, con el fin de poder ser monetizados a favor de la masa concursal.

Para González Santillana, es necesario que las autoridades tanto de México como de Estados Unidos apuesten por la deportación del señalado, con el fin de poder facilitar la recuperación de bienes para los afectados por el fraude de Ficrea.

Olvera Amezcua ha peleado por obtener mayor libertad dentro de su proceso migratorio e incluso su defensa ha argumentado que es una persona de alto riesgo de contagiarse de coronavirus. Fue hasta hace algunos días que logró obtener el aval de la autoridad para seguir su proceso desde la comodidad de su domicilio.

Hace algunos días, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió en un acto público a la Unidad de Inteligencia Financiera investigar el caso Ficrea para lograr la justicia tan anhelada por los ahorradores defraudados y la cual no ha llegado desde hace casi siete años.