En México el 90% de las operaciones continúan realizándose mediante pagos en efectivo, pese al tránsito hacia la digitalización de la economía. Ese 10% restante, se opera en otros métodos de pago formales, como transferencias bancarias o tarjetas de crédito. Ciertamente hay un espacio grande para México para avanzar en inclusión financiera y bancarización, el Director General de American Express en México, Santiago Fernández Vidal.

Confía que la llegada de la digitalización y nuevas tecnologías financieras, terminarán por romper las barreras que han limitado la bancarización, y afirma que el uso de la tecnología móvil sí abrirá los sistemas de pago a un espectro más amplio de mexicanos.

Entrevistado por El Economista, en un receso del Women´s Forum for the Economy & Society de América 2019, prevé que el manejo de nuevas tecnologías aplicadas al sector financiero, agilizará el análisis de crédito y abrirá la puerta a canales impensados de desarrollo.

Reconoce que esta tecnología financiera favorecerá a la inclusión de grupos excluidos hasta ahora, como han sido las mujeres.

Avanzar a la inclusión

Sobre American Express, como empresa, comenta que tiene más de 20 años aplicando un esquema flexible de trabajo.

Los empleados cuentan con libertad para hacer home office, para modificar sus horarios de trabajo en función de sus metas cumplidas y han desarrollado de tiempo atrás, programas de inclusión y diversidad.

De acuerdo con el banquero, estos programas internos intentan reflejar la sociedad en la que interactúan. Tiene que ver con mujeres, gente con alguna discapacidad o con la diversidad sexual.

Para ilustrarlo, explica que en la empresa tienen al 52% de los puestos de gerencia media para arriba, ocupados por mujeres. Y que en el Consejo Directivo, hay una participación femenina que llega al 40 por ciento.

Explica que en la empresa exaltan el valor de la confianza, que favorecen a que la mujer se adapte a la nueva realidad que le representa la maternidad, para poder compaginar su trabajo con su nueva vida personal.

Una de las claves del éxito de American Express es nuestro enfoque hacia el empleado que busca establecer un vínculo emocional más allá del contrato laboral, afirma.

[email protected]