El futuro ya no es lo que era , aseveró Ana Botín, presidenta de Banco Santander, en el discurso de apertura de la VIII Conferencia Internacional de Banca, celebrada en la ciudad financiera de este grupo bancario, en Boadilla del Monte (Madrid).

La cita, que atribuyó a la leyenda del béisbol estadounidense Yogi Berra, le sirvió para introducir la idea de que las circunstancias económicas, con el mundo aún tratando de salir de la última crisis, ni las sociológicas, en pleno apogeo de la aldea global, hacen del futuro un escenario incierto e inesperado.

El cambio intenso de los últimos años en nuestro sector se nota: aunque hemos hecho grandes esfuerzos, no es posible alcanzar los niveles de rentabilidad anteriores a la crisis , aseguró Botín.

Un reto, el de recuperar esa rentabilidad perdida, que Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, indicó en ese mismo foro como el principal reto que tiene por delante el sector.

Incrementar el dividendo

Botín también coincidió en que una banca rentable permitirá elevar dividendo, apoyar a la recuperación de la economía y crear puestos de trabajo. Pero el reto, dejó claro, no es sencillo.

Durante los últimos años, el costo del capital se ha mantenido en niveles cercanos a 10% para los bancos europeos. Pero la rentabilidad de ese capital ha caído desde 20% del 2007 al actual 4% , expuso.

Si a ello unimos las muy bajas tasas de interés y el débil crecimiento de las economías desarrolladas, resulta todo un reto para el sector , añadió Botín, y destacó también la pesada losa en la que se ha convertido la regulación del sector.

A este respecto, la presidenta del grupo reconoció que recientemente, en una cena con banqueros, un importante regulador pedía: ¡Aceptar la realidad! . Y, matizó Botín, no lo decía como un cumplido .

Empresas tecnológicas

La presidenta de Banco Santander, sin embargo, ve una oportunidad en otro de los retos que tiene por delante el sector, su transformación digital y tecnológica, que es la que vive también el conjunto de la sociedad.

Podemos participar de este cambio pero eso requiere, primero, cambiar nuestra forma de operar internamente , explicó. Todos los bancos, nosotros también, nos estamos convirtiendo en empresas de tecnología , sentenció.

Debemos abordar los retos y las consecuencias del too-big-to-fail , comentó en referencia a las entidades demasiado grandes para dejarlas caer, al tiempo que competimos con start-ups que no son objeto de atención de los reguladores , añadió refiriéndose a las pequeñas empresas tecnológicas que han entrado a competir con la banca.

Me gustaría que salgan de aquí convencidos. Con la confianza de que los desafíos que hemos superado juntos nos han fortalecido. Convencidos de que el futuro no es tan negativo como lo parecía en los años que siguieron a la crisis , declaró a los asistentes a la conferencia.

El acento en la integridad

Finalmente, Botín hizo hincapié en las reflexiones de dos pesos pesados del mundo financiero para reclamar al sector la necesidad de apostar por la honestidad y los valores.

Así, Botín recordó que Christine Lagarde, presidenta del Fondo Monetario Internacional, postuló recientemente que: Sin integridad, hasta la mejor regulación y el mejor gobierno corporativo son vulnerables .

Por otro lado, citó al inversionista Warren Buffet, quien precisó que hay que buscar personas con tres cualidades: integridad, inteligencia y energía. Si no tienes la primera, las otras dos te matarán .

Al mundo de la banca nunca le faltó gente con gran inteligencia y energía. Será la integridad lo que determine nuestro éxito en los próximos años , concluyó la presidenta de Banco Santander.