A pesar de que el microcrédito puede ser de utilidad para el desarrollo de un microempresario, las condiciones de los productos a los que éste accede pueden no ser las más adecuadas para sus necesidades.

Ante esto, el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario y a la Mujer Rural (Pronafim) anunció el lanzamiento de un esquema piloto, el cual tiene la finalidad de crear productos crediticios adecuados a las necesidades de los microempresarios en condiciones adaptadas a su realidad, tales como metodologías (grupal o individual) plazos, montos y tiempos de liquidación.

En el marco del XVI Encuentro Nacional de Microfinanzas, Cynthia Villarreal Muraira, coordinadora general del Pronafim, indicó que en el mercado no existen productos adecuados para microempresarios, que el mismo esquema ha clasificado como En crecimiento y Pregraduados.

“Hemos hecho una serie de estudios y en uno de ellos dividimos en cuatro segmentos a la población (de microempresarios), cada uno con características diferentes. Vimos que no había en el mercado productos que estuvieran satisfaciendo las necesidades del cliente de esos dos segmentos”, mencionó la funcionaria del programa dependiente de la Secretaría de Economía.

De acuerdo con el estudio que sirvió para el diseño de estos dos productos de microcrédito, el microempresario identificado como En crecimiento logra ventas semanales de 2,500 a 10,000 pesos; cuenta con un establecimiento fijo o semifijo y no logra un registro contable de su negocio o en algunos casos lo tiene, pero en una libreta.

En el segmento de Pregraduados se encontró que éste alcanza ventas semanales de 10,000 a 20,000 pesos; cuenta con empleados y en muchas ocasiones recibe créditos bajo la metodología grupal.

Ante estos resultados, Villarreal Muraira expresó: “Hemos diseñado en conjunto con la financiera un producto que realmente pensamos que se adapta a las necesidades (...) estamos bastante motivados y confiados en que será un buen esfuerzo”.

Este piloto, por el cual se dispersarán recursos de la microfinanciera Credicrece, contará con condiciones adecuadas a las necesidades de 270 microempresarios ubicados en el Estado de México y de acuerdo a los resultados que arroje se modificarían las reglas de operación del Pronafim.