El 92% de los mexicanos compró algo durante la pasada temporada de descuentos en el país, afirmaron ComparaGuru.com y la empresa de estudios de mercado Brad.Feebbo.

De acuerdo con los resultados de una encuesta realizada por ambas compañías, el medio de pago más utilizado para efectuar compras durante El Buen Fin, el Black Friday y el Cyber Monday fue el efectivo, en tanto le siguió el uso de tarjetas de crédito y el tercer lugar los plásticos de débito.

Según el estudio, 97.3 % de las personas que compraron durante la temporada de rebajas usó alguna promoción u oferta, mientras que el restante 2.7 % no aprovechó ninguna.

Las principales promociones que utilizaron los consumidores en México fueron descuentos, meses sin intereses, dos por uno, bonificación en puntos de la tienda, entre otras más.

Además, entre 500 y mil pesos fue el gasto promedio que hizo un cuarto de los mexicanos que decidieron aprovechar los programas de descuentos y promociones, casi misma proporción que realizó compras de entre dos mil a cinco mil pesos.

Los principales lugares donde se efectuaron las compras en la referida temporada fueron tiendas departamentales, con casi 70 % de la preferencia de compradores, además la percepción de las personas en relación con las rebajas de este año fue que hubo más descuentos que el año pasado en por lo menos cuatro de cada 10 mexicanos.

Compras en Estados Unidos fueron a la par en línea como en tiendas físicas 

La gente que compró tanto en línea como en tiendas desde el Día de Acción de Gracias hasta el Ciberlunes gastó más que quienes compraron solo a través de uno de estos medios, dijo el martes una organización especializada en ventas al por menor.

La Federación Nacional de Ventas al por Menor estimó que más de 174 millones de estadounidenses compraron en tiendas y en línea durante los cinco días que se cuentan en el pasado fin de semana feriado, por encima del pronóstico de 164 millones. La organización dijo que quienes compraron en tiendas y en línea gastaron un promedio de 82 dólares más que quienes sólo compraron en línea, y un promedio de 49 dólares más que los que sólo compraron en tiendas.

El gasto promedio de una persona fue de 335,47 dólares. La organización no dio una cifra comparable del año pasado porque cambió su metodología.

Entre tanto, Adobe Analytics dijo que el Ciberlunes fue el mejor día de compras en línea de todos los tiempos en Estados Unidos, con un gasto récord de 6.590 millones.