El reacomodo del sector financiero en Colombia comenzó con la llegada de dos entidades españolas, el Banco Santander y el BBVA, así como el banco estadounidense Citibank. Cada uno logró posicionarse en el mercado y empezaron a atraer nuevos clientes.

Pero el interés de los extranjeros no se quedó ahí, y empresarios de Canadá, Estados Unidos, Perú y Chile pusieron sus ojos en el mercado colombiano. La banca de ese país se convirtió en el objeto de deseo de los jugadores financieros internacionales.

La última movida se dio a conocer el martes pasado, con la adquisición de Helm Bank por el chileno Corpbanca, grupo que en diciembre pasado se quedó con los activos del Banco Santander en el país. Estas recientes movidas, sumadas con la compra de 51% de Colpatria por Scotiabank han llevado a una reorganización del sector bancario colombiano, al punto en que, según cifras a julio de la Superintendencia Financiera de Colombia, las entidades bancarias extranjeras tienen 24.7% de los activos totales del mercado.

De los activos que maneja la banca en Colombia, que suman 164,000 millones de dólares, 40,581 millones de dólares corresponden ahora a los jugadores internacionales, lo que lleva a aumentar su participación en el mercado en casi cuatro puntos porcentuales.

LA VENTA TRAERÁ BENEFICIOS A NUESTROS CLIENTES: HELM BANK

La venta de Helm Bank a Corpbanca trae un nuevo panorama no solo en el sector financiero sino para el personal de trabajo de la entidad financiera. La presidenta de Helm Bank, Carmiña Ferro, habló sobre el futuro del banco.

La venta del banco a Corpbanca le va a traer beneficios a nuestros clientes y a nuestros funcionarios. Es un grupo muy importante que quiere invertir en Colombia y que tiene un plan de expansión regional, , aseguró Ferro.

Los accionistas del Grupo Helm conservarán una participación dentro del banco que resulta de la fusión entre las dos entidades, de aproximadamente 20 por ciento.

Ferro espera que la negociación se cierren a principios del próximo año. Esperamos que las autorizaciones se produzcan en el primer trimestre del año entrante máximo al segundo, dependiendo el tiempo que se tome .

El atractivo del sector no se discute. Colombia tiene una banca sólida que ha sobrevivido a crisis financieras y sobre todo tiene un bajo índice de bancarización, que se ubica en 65.5%, lo que hace que los extranjeros se sientan cómodos al buscar más mercado.

Munir Jalil, economista del Citibank, describe el panorama bancario en el país como uno de los más fuertes: Los bancos más grandes de Colombia son colombianos y eso es interesante. La participación extranjera ha tenido un comportamiento activo, y ahora solo quedan dos bancos, Citibank y BBVA de los iniciales, los demás se han ido, pero han sido reemplazados por una nueva ola de inversión de Canadá y Chile y también unos ingresos de banca brasileña .

Esta es la característica del mercado local. Su dinámica activa ha logrado que nuevos países entren a competir por los ahorros e inversiones de los colombianos y que aumenten su participación en corto tiempo, con el fin de ser jugadores relevantes.

Desde inicios de año cuando se cerró la negociación con el Banco Santander, las directivas del banco austral fueron enfáticas al decir que sus planes estaban enfocados en aumentar la participación en Colombia y no bastaría con la compra del Santander, razón por la cual se convirtieron en los principales interesados en el único banco en venta, el Helm Bank.

Después de meses de espera por la operación, finalmente se cerró el negocio por el banco y sus filiales en 1,278.6 millones de dólares.

Helm Bank se constituye en la mejor opción para lograr nuestro objetivo en Colombia, un mercado con un inmenso potencial, dadas las positivas cifras macroeconómicas que viene reportando. También es clave resaltar que esta inversión se da gracias a las condiciones que brinda el país en términos de estabilidad jurídica y regulación financiera, una de las más estrictas de la región y el mundo , enfatizó Jaime Munita, presidente de Corpbanca Colombia.

Con esta compra, no solo se reorganiza la presencia de los extranjeros en el mercado, sino que Corpbanca se convierte en el sexto banco más grande por activos de Colombia, muy cerca de una de las entidades del Grupo Aval, el Banco de Occidente, y superando a entidades tradicionales como el Banco Popular, Colpatria, Banco Caja Social y GNB Sudameris.

Santiago Perdomo, presidente del Banco Colpatria, aseguró que Corpbanca es un banco sólido con una posición importante. Entre más competencia haya en el mercado todos vamos a ganar y nos tenemos que enfocar en la atención al cliente .

Esta operación cierra las posibilidades de crecer a través de adquisiciones ya que como, dice Jalil, las opciones que quedan son pocas y muy costosas.

El tener jugadores distintos hace suponer que hay estrategias distintas y el último beneficiario es el cliente final porque se da un desarrollo de toda la banca y porque hay nuevos productos y menores costos , concluyó.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica