En medio de los señalamientos realizados a las sociedades financieras populares (sofipo), una de estas instituciones, Crediclub, ha acudido al mercado bursátil bajo el amparo de un programa autorizado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores por un monto de 500 millones de pesos a un plazo de cinco años.

Recientemente, esta financiera popular, enfocada al microcrédito grupal, realizó su primera emisión de certificados bursátiles de corto plazo en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), por 48 millones de pesos, lo que la convirtió en la tercera sofipo del sector en acudir al mercado bursátil de deuda, luego de CAME y Te Creemos.

En entrevista, Francisco Fernández, presidente del Consejo de Administración de Crediclub, indicó que si bien actualmente esta entidad no tiene la urgencia de obtener recursos por medio del mercado de valores, pues los depósitos en ella han sido constantes, era necesario diversificar sus fuentes de fondeo, concentradas en el ahorro y la banca de desarrollo.

“Es importante bajar la dependencia de la banca de desarrollo, porque hay riesgos, ya que ésta puede tener diferentes directrices, por ejemplo, Pronafim no está dando nuevas líneas de crédito, entonces es importante acudir al mercado bursátil para diversificar”.

De acuerdo con los reportes emitidos de esta sofipo a la BMV, en el primer trimestre del año los préstamos bancarios y de otros organismos equivalían a 42.1% de su fondeo y la captación tradicional ocupaba 57.9 por ciento.

En la primera emisión de deuda, Crediclub logró colocar 48 millones de pesos y se espera que en la segunda, que será en los próximos días, sea por un monto cercano a 80 millones de pesos.

Fernández comentó que el fondeo bursátil es más barato para la entidad que acudir a la banca de desarrollo. “Nos gustó el tema de la tasa, que fue de TIIE +1.7 puntos, que para lo que venimos trabajando es más baja que con la banca de desarrollo, donde tenemos líneas de TIIE +3.5 o +4 y con 20% de garantía sólida”.

El directivo de Crediclub destacó que a diferencia de CAME y Te Creemos, esta entidad realizó su primera emisión sin alguna garantía, sólo con la calificación. Hace algunos días, Fitch Ratings le subió la nota de “BBB+” a “A-”.

Para la calificadora, Crediclub es una entidad que ha tenido un crecimiento sano, con un modelo de negocios concentrado en el microcrédito grupal y con un apetito de riesgos elevado.

“El crecimiento sostenido de su portafolio y los márgenes de interés amplios, aunque menores que los de sus pares (competencia), han impulsado un incremento sostenido de sus ingresos, a pesar del aumento en los gastos de interés en años recientes. Fitch indica que la entidad ofrece tasas menores y diferenciadas a clientes con buen historial crediticio”, destacó la firma.

Al cierre del 2018, esta sofipo tenía presencia en 26 estados por medio de 94 sucursales, donde da servicio a más de 133,000 acreditados.

No todas somos iguales

Fernández manifestó que ante los señalamientos que han tenido las sofipos en los últimos días, se debe destacar que estas entidades prácticamente tienen la misma regulación que los bancos y que los problemas en algunas de ellas fueron por las malas prácticas de algunos jugadores.

“Como sofipos tenemos vida propia, somos independientes de las demás; no tenemos nada que ver con alguna que ha hecho algo raro. En Crediclub, todas las utilidades se han reinvertido, nadie ha sacado dinero, está sólida. Los problemas del sector se han dado por malas prácticas de algunos jugadores, pero la regulación es sólida”, acotó.

En temas de rentabilidad, CrediClub ha presentado los mejores indicadores del sector. A marzo del  2019, presentó una rentabilidad sobre capital de 31.7%, cuando el promedio en el sector de casi 4 por ciento.

Actualmente, Crediclub tiene una cartera de casi 1,500 millones de pesos con una morosidad ligeramente superior a 1 por ciento. Según Fernández, esto se debe a su modelo donde hay una diversidad de tasas de acuerdo con el riesgo del cliente.

“Tenemos tasas diferenciadas, somos más eficientes con una operación austera y muy efectiva y eso nos hace tener menos cartera vencida, menor morosidad y podemos ofrecer tasas más bajas”, explicó el directivo de la sofipo que hoy hará público su plan de deuda bursátil en el piso de remates de la BMV.