En un año, las administradoras de fondos para el retiro (afores) incrementaron su inversión en instrumentos de deuda  gubernamental mexicana en 379,000 millones de pesos.

Las afores prefieren invertir los recursos de los trabajadores en renta fija nacional, que no representa un gran riesgo.

Datos de la Comisión Nacional del Sistema del Ahorro para el Retiro (Consar) indican que en junio del 2018, de 3.3 billones de pesos que se tenían de los trabajadores, 48.5%, o 1.6 billones de pesos, se le había prestado al gobierno federal.

A junio del 2019, los recursos administrados ascendieron a 3.7 billones de pesos, de los cuales 53.8% o 1.9 billones de pesos se destinó a deuda del gobierno federal.

“Tenemos tasas de interés muy altas, en comparación con otros países, las afores, los fondos de inversión, tienen más incentivos para invertir en renta fija que en renta variable”, dijo Jorge Sánchez, director en la Fundación de Estudios Financieros (Fundef).

De los recursos administrados por las afores en junio, 25.7% se destinó a Udibonos; 12.1% a Bonos, y 5.7% a Cetes, entre otros instrumentos y plazos.

Los Udibonos a 10 años dan un interés de 3.50% más inflación, y los de 30 años de 3.75% más inflación.

En abril se aprobó un cambio a la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro, en el que las sociedades de inversión especializadas en fondos de inversión se sustituirán con fondos de inversión.

Renta Variable, a la baja

Las afores son cautelosas a la hora de invertir en acciones de empresas listadas en México.

A junio pasado, los recursos de los trabajadores invertidos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) disminuyeron, por segundo mes consecutivo, 10 puntos base para ubicarse en 5.9% del total de los recursos administrados, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

“Bajó muy poco, a pesar de que se ha flexibilizado un poco el régimen de inversión de las afores, pues realmente es muy poco, sobre todo porque éstas, como cualquier fondo de inversión, deciden invertir en muchos instrumentos, pero básicamente es entre renta fija y las acciones. Y si los cetes dan mayor rendimiento y hay mucha volatilidad en los mercados, la inversión en acciones baja porque hoy en día conviene más poner el capital en instrumentos gubernamentales”, explicó Jorge Sánchez, de la Fundef.

La Fundef es un think tank independiente que cuenta con el respaldo del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Desde junio del 2018 a junio de 2019, el  S&P/ BMV IPC retrocedió 7.7% con un mayor riesgo que los Cetes a 28 días que pagaron una tasa de interés de 8.10% en la última subasta.

Durante junio del 2019, el IPC tuvo un flojo rendimiento de 0.96%, para ubicarse en 43,161.17 enteros, con periodos de alta volatilidad.

“En la última parte del semestre, la Bolsa mexicana fluctuó en función de las expectativas de crecimiento económico de la economía, mostrando volatilidad ante indicadores económicos, comentarios adicionales de calificadoras y comentarios del Banco de México”, dijo Gabriela Siller, economista en jefe de Banco Base.

En términos monetarios, la exposición de las afores en renta variable nacional al sexto mes del año fue por 219,000 millones de pesos, en comparación con los 217,000 millones de pesos invertidos en este instrumento durante mayo.

El incremento, en términos absolutos, ocurrió porque los recursos administrados por las afores crecieron a una tasa mayor que lo invertido en acciones. El monto que invirtieron en junio fue de 3.7 billones de pesos, cantidad 2.6% mayor al mes previo y 11.3% más a tasa anual.

La precaución de las administradoras de pensiones en empresas públicas mexicanas se evidenció desde el año pasado.

Lo anterior, porque en los últimos 12 meses la exposición de estas disminuyó en 80 puntos base, desde 6.7% que representaba en el sexto mes del 2018.

Aumenta inversión en el extranjero

Las afores aumentaron su exposición durante junio en acciones internacionales en 20 puntos base, a 12.1%, en comparación con el 11.9% del total de recursos administrados que representaron durante mayo. En comparación anual, la inversión en estos títulos por parte de las afores también disminuyó desde 15.8% reportado en junio del 2018, una contracción de 370 puntos base.

En el sexto mes del año, las afores invirtieron 667,000 millones de pesos en renta variable internacional.