Lejos de estar cayendo, la figura de corresponsal bancario tiene un potencial brutal, considera Yerom Castro, director general de Yastás, empresa integrante de Gentera, grupo especializado en microfinanzas, cuyo principal activo es Compartamos Banco.

Lo anterior, luego de que recientemente Citibanamex optó por terminar su alianza con Oxxo como su corresponsal bancario. En el 2019 Banorte hizo lo propio, y ahora trabaja justamente con la red Yastás, que hoy cuenta con más de 5,000 comisionistas activos.

Aunque, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Oxxo es el principal comercio que funge como corresponsal bancario del país, el mayor administrador de corresponsales (diferentes negocios, principalmente minoristas) es la Red Yastás.

A través de sus más de 5,000 corresponsales, Yastás brinda a las personas acceso a operaciones financieras, pago de servicios, recargas de tiempo aire y cobro de remesas, sobre todo donde la infraestructura bancaria es nula o limitada, ello, mediante terminales punto de venta colocadas en comercios como tiendas de abarrotes, papelerías, tlapalerías, ferreterías y farmacias, entre otros.

De acuerdo con Yerom Castro, son alrededor de 2,000 diferentes servicios y operaciones los que pueden realizarse a través de la red de corresponsales de Yastás y la idea es seguir creciendo.

“Las necesidades de pagos de las personas son variadas; ofrecemos una gama muy amplia de servicios y constantemente la iremos subiendo. Ya tenemos 2,000 categorías de pago, pero es poco en relación con lo que queremos conseguir. Queremos que todas las necesidades las podamos atender en la tienda de la esquina”, comenta.

Crecimiento y alianza con otros bancos

Menciona que si bien hoy operan a través de poco más de 5,000 comisionistas a lo largo y ancho del país, el objetivo este año es crecer en 70% el número de puntos de acceso.

“Nuestras expectativas de crecimiento en el futuro son súper ambiciosas; la necesidad es enorme y creo que tenemos un compromiso con las personas en las diferentes comunidades para atenderlos”.

El director de Yastás destaca que hoy a través de esta red se tiene presencia en alrededor de 1,300 municipios, y en 218 de éstos son la única opción de servicios de pago.

“Necesitas del modelo en zonas urbanas donde también estamos nosotros; pero también necesitas un modelo que sea flexible, versátil y que pueda atender las zonas rurales”.

Agrega: “al ser un modelo de alianza con el minorista, con el que tiene un comercio pequeño, permite que estemos en cualquier lugar. Entonces en zonas rurales bastante alejadas, hemos logrado dar un servicio de altísima calidad y con mucha calidez a las personas de la comunidad, para que se ahorren ese pasaje y una hora o dos para llegar a un punto”.

Destaca que un planteamiento que se está haciendo desde el grupo es que, en alianza con otros bancos, se pueda abarcar a más municipios.

“Si ponemos los puntos de atención en lugares muy específicos, podemos atender un par de municipios al mismo tiempo. Estamos llevando este esfuerzo y estamos hablando con varios bancos. Compartamos está dispuesto, y hemos hablado con varios para que se sumen a este esfuerzo y generemos un ecosistema en estas comunidades donde el cliente elegirá el banco que quiera, pero que tenga un lugar donde recibir su crédito, pagar, depositar, retirar y hacer sus pagos”.

Hoy, aparte de Compartamos Banco, operan a través de esta red, Banorte y Banco del Bienestar, pero, de acuerdo con Yerom Castro, se está en pláticas con otros dos bancos de los grandes para que este año pueda concretarse una alianza.

“Y tenemos a varios bancos ya en pláticas muy avanzadas para buscar conectarnos”.

Sumarán a cadenas comerciales pequeñas

Otra de las estrategias que tiene Yastás para crecer, según su director general, es sumar otros negocios, entre los que destacan cadenas comerciales locales pequeñas, no así las grandes de conveniencia.

“Entonces, a lo largo de los siguientes meses verán la incorporación de algunas cadenas locales, cada vez a un ritmo más acelerado (...) no a las grandes cadenas porque ellas ya tienen resuelto este tema, pero sí cadenas locales, de menor escala, que son sumamente relevantes en este país y que complementan el ecosistema”.

eduardo.juarez@eleconomista.mx