A cuatro meses de que sea obligatorio el uso del Cobro Digital (CoDi) implementado por Banco de México y la Asociación Mexicana de Bancos, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) se encuentra lista para las futuras reclamaciones que presenten los usuarios por este nuevo sistema de pago.

En entrevista con El Economista, el presidente de la Condusef, Óscar Rosado, indicó que la dependencia a su cargo se encuentra preparada para cualquier asesoría o quejas futuras.

Al ser una nueva forma de realizar transacciones, dijo, aumentará la posibilidad de reclamaciones y quejas. 

“Nosotros estamos listos para que a través de nuestras 36 oficinas en todo el país, nuestro portal de queja electrónica y el centro de atención telefónica, se pueda dar orientación, ayuda y asesoría en caso de que el usuario requiera tramitar una queja. Estamos preparado para eso”, aseguró.

Indicó que el CoDi debe partir de una intensa campaña de difusión por parte de las autoridades financieras y alertó que será la Secretaría de Hacienda quien informe los pormenores para el arranque de este programa.

Rosado Jiménez afirmó que este nuevo sistema de pago no será generalizado en todo el país desde el primer día de su implementación, pero que seguirá un proceso para que la mayoría de la población se adapte y lo utilice de forma regular.

“Ese proceso tiene que llevarnos en un plazo relativamente corto para que la mayoría de la población reduzca, o en su caso abandone, el uso del efectivo”, explicó.

El presidente de la Condusef expuso que se espera que el proceso para la transición de usar efectivo al CoDi será de manera gradual.

“La clave está en una amplia difusión: dejar en claro cuáles son los beneficios tanto para el usuario como para los comerciantes de su gratuidad”, argumentó.

Enfatizó que sí existe una amplia campaña de los incentivos que tendrán: los usuarios no pondrán resistencia a este tipo nuevo sistema de pagos.

Iniciará en septiembre

Será a partir de septiembre de este año, cuando los bancos estarán obligados a permitir pagos y transacciones a través del CoDi.

Este nuevo sistema de pago funcionará de manera gratuita desde el celular de los usuarios y será una funcionalidad adicional al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) del Banco de México.

El CoDi usará la tecnología de los llamados códigos QR y NFC, lo que permitirá que tanto comercios como usuarios puedan realizar transacciones sin dinero en efectivo.

Datos revisados en el portal de Banxico explican que entre las ventajas de usar este nuevo sistema de pago se encuentra la disminución de riesgos, disposición de los recursos de manera inmediata, fomento a la competencia y mayor inclusión financiera.

[email protected]