Luego de la actualización a las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), donde se pondera más la prevención y combate al financiamiento de armas de destrucción masiva, en México, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) prepara los cambios en la regulación para apegarse a este nuevo enfoque del organismo global.

De acuerdo con Omar Torres-López Lena, director adjunto de Prevención de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la CNBV, además del análisis para modificar la normativa en este sentido, también se trabaja con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para emitir diversas guías que tendrán que ser consideradas por los sujetos obligados respecto a diversos temas, uno de ellos, el de cohecho internacional.

“El GAFI ha actualizado su recomendación 1 y ahora todos los países tienen que ver el riesgo del financiamiento a la proliferación de armas de destrucción masiva, ya no nada más es lavado de dinero o financiamiento al terrorismo (...) Si ya se actualizaron las recomendaciones del GAFI, el siguiente paso será que encontremos cambios en la legislación (del país)”, comentó Torres-López Lena en su participación en un foro de la consultora GMC360.

En octubre pasado, el GAFI, que es el organismo mundial que emite sugerencias para la lucha antilavado o financiamiento al terrorismo, actualizó sus recomendaciones para dar más importancia al combate contra la financiación de armas de destrucción masiva.

“La recomendación 1, ya actualizada, y su nota interpretativa, requieren que los países y las entidades del sector privado identifiquen, evalúen, gestionen y mitiguen los riesgos de posibles infracciones, no implementación o evasión de las sanciones financieras específicas relacionadas con el financiamiento de la proliferación”, explicó el GAFI cuando actualizó dichas recomendaciones.

Hace algunas semanas, Elisa de Anda Madrazo, vicepresidenta del GAFI, expresó que el tema de la prevención y combate al financiamiento de armas de destrucción masiva será una prioridad para este organismo en el corto plazo, debido al impacto que tiene en algunos países.

Riesgo en México

En la segunda Evaluación Nacional de Riesgos (ENR), el tema de financiamiento a la proliferación de armas de destrucción masiva se clasificó como de riesgo bajo; sin embargo, se acotó que en el país hace falta un sistema completo de respuesta en caso de un ataque con este tipo de armamento.

“Se considera que el riesgo que constituye el financiamiento al desarrollo de ADM (Armas de Destrucción Masiva) desde el territorio nacional es menor (...) El principal riesgo nacional en la materia de CFPADM (Combate al Financiamiento de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva) es el desvío de insumos de uso dual desde la industria civil para su elaboración en el extranjero”, se puede leer en el documento que coordinó la UIF para su elaboración.

Asimismo, el funcionario de la CNBV resaltó la colaboración que se ha tenido con la UIF para elaborar guías y documentos enfocados a orientar a los sujetos obligados, tanto del sector financiero como las actividades vulnerables, respecto a los riesgos de lavado de dinero que se han incrementado en los últimos meses.

“Estamos trabajando con una guía anti-cohecho internacional con la UIF y en algún momento, se estarán publicando estos documentos”, acotó el funcionario y destacó que es necesario que los sujetos obligados los consideren en su metodología de riesgos para estar actualizados en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Riesgos de CFPADM

  • Desarrollo de armas de destrucción masiva dentro de territorio nacional Probabilidad: Baja Impacto: Alto
  • Financiamiento de armas desde territorio nacional Probabilidad: Baja Impacto: Medio
  • Falta de desarrollo de un sistema de respuesta a un ataque de ADM Probabilidad: Alta Impacto: Alto

fernando.gutierrez@eleconomista.mx