En noviembre del 2020, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) revocó a la sociedad financiera popular (Sofipo) Operadora de Recursos Reforma por incumplir con los niveles de capitalización requeridos; sin embargo, hasta la fecha los ahorradores de esta entidad no han recibido el pago total del seguro al ahorro al que tienen derecho, que los protege hasta por 25,000 Udis, es decir, 165,000 pesos por ahorrador, por insuficiencia de recursos en el Fondo de Protección de Sofipos (Prosofipo).

De acuerdo con ahorradores entrevistados por este medio, si bien algunas personas con ahorro han recibido una parte del seguro de depósito, equivalente a 62% de lo que les corresponde, tienen incertidumbre por el faltante. Para el Prosofipo, se está a la espera de que la Secretaría de Hacienda realice una aportación de 150 millones de pesos para liquidar 100% la parte del seguro de protección.

“Estamos buscando la manera de presionar para que se nos pague 100% el seguro y buscamos formular una solicitud de apoyo al gobierno federal para que manden a una autoridad competente, porque aquí las autoridades municipales y estatales dicen que no se pueden meter”, declaró Santiago N, representante de unos 100 ahorradores afectados de Dolores Hidalgo, Guanajuato, donde esta sofipo concentraba su operación.

Con base en cálculos iniciales de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), se estimaba que, de los 133,997 clientes ahorradores de esta sofipo, 99.15% estaría cubierto a 100% con el pago del seguro de depósito, mientras que el resto, tendría que esperarse a la liquidación total de la entidad para recuperar el total de sus recursos, además de recibir el seguro.

En este contexto, se preveía que el Prosofipo desembolsaría cerca de 470 millones de pesos para cumplir con sus obligaciones de liquidar el total del seguro de depósito; sin embargo, de acuerdo con su gerente general, Joaquín Prendes Herrera, por la falta de recursos del fondo, que se compone de las aportaciones de las sofipos y de la Secretaría de Hacienda, se decidió implementar un esquema a prorrata, es decir, que a todos los ahorradores se les cubriera, de momento, sólo 62% del seguro, sin importar la cantidad de su ahorro.

“Como la ley lo dice, el Prosofipo debe de cubrir hasta 25,000 Udis o menos, dependiendo del saldo, pero cuando no tenga los recursos suficientes se va a pagar de manera proporcional”, apuntó Prendes Herrera en entrevista y añadió que la última aportación del gobierno federal al fondo fueron 660 millones de pesos que inyectó para liquidar las obligaciones del seguro a los 6,800 ahorradores de Ficrea, en el 2015.

El gerente general del Prosofipo, indicó que, si bien este organismo cuenta con algunos recursos extra, éstos deben de resguardarse tanto para el gasto corriente del mismo, como para cumplir con las obligaciones pendientes de las sofipos que fueron revocadas anteriormente como Ficrea, Proyecto Coincidir y La Perseverancia del Valle.

Los ahorradores de Operadora Reforma se encuentran preocupados, pues requieren el total del seguro de depósito para paliar el impacto económico de la contingencia sanitaria actual, pero a decir de Prendes Herrera, todavía no se tiene fecha de cuándo se realizaría el pago complementario.

“El dinero que tenía ahorrado es producto de mi trabajo, yo me dedico a limpiar casas, y he ido juntando poco a poco para solventar los estudios de mis hijos. Pido recuperar el total de mis ahorros, estoy en una dificultad económica”, comentó Dolores N, quien tenía cerca de 92,000 pesos ahorrados y sólo ha recuperado 56,000 pesos vía el seguro.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx