La anualidad de la tarjeta de crédito; el cobro por disposición de efectivo en cajeros automáticos y no mantener un saldo promedio mínimo mensual en las cuentas de cheques son sólo algunas de las miles de comisiones que cobran los bancos a los usuarios.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), los bancos tienen registradas 4,916 comisiones diversas en 1,187 productos. Éstas le representaron en el 2016 ingresos por 143,515 millones de pesos, lo que quiere decir que el ingreso promedio por cada comisión fue de 29 millones de pesos.

En conferencia de prensa Mario Di Costanzo, presidente del organismo, explicó que son las cuentas de depósito, con 1,814; el crédito hipotecario, con 1,227, y la tarjeta de crédito, con 984, los productos bancarios con el mayor número de comisiones registradas.

Detalló que en tarjeta de crédito las comisiones más cobradas por los bancos son anualidad, disposición de efectivo y gastos de cobranza; mientras que en cuentas de cheques las más recurrentes son no mantener el saldo promedio mínimo mensual requerido, la administración o manejo de la misma, cheques librados y emisión de orden de pago por banca por Internet.

En crédito hipotecario las más comunes son contratación o apertura del mismo, avalúo bancario y gastos de cobranza; mientras que en créditos personales, la contratación o apertura, emisión o solicitud de copia del estado de cuenta adicional y gastos de cobranza.

Anualidad en tarjeta, ?hasta de 15,000 pesos

La comisión por anualidad de una tarjeta de crédito puede ir desde 200 hasta 15,000 pesos; en tanto que, en disposición de efectivo, de 20 a 200 pesos. En cuentas de cheque una aclaración improcedente cuesta entre 50 y 200 pesos; la administración o manejo de la misma, desde 300 hasta 406 pesos. En crédito hipotecario el avalúo fluctúa entre 1,750 y 4,310 pesos, sólo por mencionar algunos casos.

Mario Di Costanzo considera que el cobro que hacen los bancos por no mantener el saldo mínimo en una cuenta no básica puede inhibir la entrada de más mexicanos a este producto y, por lo tanto, va contra la inclusión financiera, además de que, en este producto en específico, es ganancia pura para el banco, dado que no paga ningún tipo de interés porque el cliente tenga ahí su dinero.

El funcionario refirió que, ante estas cifras, sí hay margen aún para que las entidades bajen sus comisiones y para que el Banco de México siga actuando como hasta ahora en esta materia.

Quejas

El presidente de la Condusef agregó que en el 2016 se registraron 586,560 reclamaciones por cobro de comisiones no reconocidas, que implicaron un monto reclamado de 1,219 millones de pesos y apenas 254 millones de pesos (21%) abonados al usuario.

Las principales protestas fueron por domiciliaciones mal aplicadas, no entrega de la cantidad solicitada en los cajeros automáticos y pagos y depósitos no acreditados.

Por cobro de intereses no reconocidos, en el 2016 se generaron 150,478 quejas por un monto reclamado de 167 millones de pesos. Cargos y abonos, devolución no aplicada y errores operativos del banco fueron los principales motivos.

eduardo.juarez@eleconomista.mx