En agosto, la construcción de viviendas en Estados Unidos aumentó respecto al mes previo, pero los precios de los materiales de construcción y el empleo se mantienen como factores de preocupación.

De acuerdo con datos del Departamento de Comercio divulgados el martes, la construcción de viviendas en el octavo mes del año avanzó 3.9% respecto a julio con 1 millón 615,000 unidades. A tasa anual, el crecimiento fue de 17.4 por ciento.

Sin embargo, la debilidad de los proyectos unifamiliares sugirió que los constructores siguen luchando con los mayores costos de los materiales, así como con la escasez de mano de obra y de terrenos.

Las viviendas unifamiliares iniciadas cayeron 2.8% con un total de 1 millón 076,000 de unidades, para hilar dos meses de descensos.

“El aumento de los costos de insumos y la escasez siguen siendo dificultades para los constructores”, dijo Rubeela Farooqi, economista jefe de Estados Unidos en High Frequency Economics.

Los inicios de edificios de cinco unidades o más se dispararon 21.6% a 530,000 proyectos.

El efecto Covid-19

La categoría de las viviendas multifamiliares se está viendo impulsada por la demanda para alquiler pues el avance en la vacunación contra Covid-19 ha permitido a las empresas llamar nuevamente a sus trabajadores a las oficinas en los centros de las ciudades.

Al principio de la pandemia, se produjo un éxodo de las ciudades. Los trabajadores que rentaban vivienda cerca de sus centros de trabajo se fueron a vivir a las afueras de las ciudades al poder trabajar de forma remota, lo que alentó la demanda por viviendas más grandes en los suburbios y otras zonas de baja densidad.

Aunque el viento a favor de la pandemia está desapareciendo, la demanda de viviendas sigue siendo fuerte gracias a las bajas tasas de interés hipotecarias, casi récord, y al aumento de los salarios por la estrechez del mercado laboral.

Pero la madera, que sigue siendo cara, y la escasez de suelo y de mano de obra dificultan el trabajo de los constructores.

Los permisos para la construcción de viviendas futuras aumentaron 6% con 1 millón 728,000 unidades en agosto. Para viviendas unifamiliares subieron un 0.6% con 1 millón 054,000 y para edificios de cinco unidades o más crecieron 19.7% a 632,000 proyectos.