El sector asegurador apenas cubre 3.5% del gasto total en salud que se hace en México, aseveró la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

En conferencia, Dolores Armenta, directora de Seguros Médicos y Salud de la AMIS, indicó que del gasto total que se hace en el país en salud, 52% proviene del gobierno, mientras que 48% restante son recursos de las familias.

“Del gasto, 52% es público, mientras que 48% es privado; dentro de este último, 44.5% es gasto de bolsillo y sólo 3.5% son recursos que cubren las aseguradoras”, explicó.

El gasto de bolsillo en salud son recursos que las familias destinan, a través de gastos directos, a solventar los distintos requerimientos de la atención de la salud, una vez satisfechas sus necesidades alimentarias.

En promedio, los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos tienen un gasto de bolsillo en salud cercano a 20 por ciento.

En este sentido y siendo la cobertura de salud uno de los objetivos de la AMIS, Dolores Armenta destacó la importancia de que en la próxima Convención de Aseguradores, que se llevará a cabo los próximos 8 y 9 de mayo, el tema sea el impacto de la salud en la economía.

“Como sector podemos complementar a la seguridad social (...) creemos que el sector puede aportar y contribuir al ser un mecanismo financiero para ayudar en esta administración de riesgos que es, principalmente, en la salud y las enfermedades”, acotó.

Indicó que el gasto de bolsillo al año por persona, en promedio, es de 4,388 pesos

“Todos nosotros estamos pagando un porcentaje muy importante de gasto de bolsillo adicional al que tenemos, ya sea por primas de seguro o cobertura pública, como IMSS o Seguro Popular”, acotó.

Refirió que el tema del gasto de bolsillo es preocupante porque, además de ser uno de los países con mayor porcentaje en la OCDE, también habla de una ineficiencia en el sistema de salud, además de ser inequitativo.

“El modelo tiene que replantearse que todas las personas podamos acceder a la salud y detectar a tiempo alguna enfermedad”, aseveró.

SECTOR PAGÓ 50,000 MDP EN ACCIDENTES Y ENFERMEDADES

Por otro lado, la directora de Seguros Médicos y Salud informó que el año pasado las aseguradoras pagaron más de 50,000 millones de pesos en accidentes y enfermedades al atender 900,000 casos.

“El sector ayudó a atender grandes problemas de salud que, en caso de que una persona no hubiera tenido un seguro, no hubiera podido acceder a esta atención”, dijo.

Refirió que, incluso, existen casos en los que el costo de lo pagado asciende a 60 millones de pesos por asegurado a lo largo de cierto tiempo. Agregó que, en su mayoría, estos casos corresponden a niños que nacieron con alguna enfermedad y son atenciones que llevan entre 10 y 15 años.

“Vemos también que hay siniestros de larga duración que se han pagado a lo largo de los años por ser enfermedades crónicas degenerativas. El sector ha respondido a todos estos riesgos, sus compromisos y obligaciones. Es un sector solvente”, dijo.

ana.martinez@eleconomista.mx