El Cártel del Golfo financió entre 1998 y 2007 las campañas de un exgobernador y varios alcaldes del PRI en Tamaulipas, según declaraciones de un testigo protegido, reveló este miércoles el diario Reforma.

De acuerdo con el periódico, un exagente de la policía de Tamaulipas, que está detenido en Estados Unidos dijo a la agencia antidrogas de ese país, la DEA, y a la PGR que entregó cientos de miles de dólares provenientes del grupo criminal a cinco alcaldes y al exgobernador Tomás Yarrington.

A cambio, los ediles nombraron a los jefes de la policía municipal que les indicaba el cártel para que le dieran protección y le dejaran operar.

El testigo, identificado con el nombre en clave de "Oscar", hizo estas revelaciones a la Procuraduría General de la República en febrero pasado en el consulado de este país en la ciudad estadounidense de San Antonio, en el marco de una investigación contra Yarrington por nexos con el narcotráfico, aseguró Reforma.

"Oscar", que dijo haber hecho personalmente algunas de las entregas junto con un sobrino de Jorge Eduardo Costilla, alias "el Coss", actual líder del cártel del Golfo, implicó a los alcaldes de Matamoros Mario Zolezzi y Baltazar Hinojosa.

También acusó de recibir pagos del narco a los de Reynosa Humberto Valdez, quien el año pasado estuvo varios días secuestrado por el cártel de Los Zetas hasta que fue liberado por militares, y Serapio Cantú y al de Nuevo Laredo, el principal punto de paso de mercancías a Estados Unidos, José Manuel Suárez .

El expolicía sostuvo, según la información, que el propio Yarrington pidió ayuda financiera a narcotraficantes cuando era candidato a la gobernación en 1998 y que ese año le hizo una entrega en su propia casa.

"Oscar" indicó que algunos de los pagos a Humberto Valdez fueron recibidos por Lucino Cervantes, quien hasta el pasado domingo era presidente en Tamaulipas del PRI, Lucino Cervantes.

mac