El secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, afirmó que desde hace meses el gobierno federal junto con las autoridades de Coahuila investigan la presencia del crimen organizado en el sector minero.

El encargado de la política interior se refirió a las acusaciones del exgobernador de Coahuila, Humberto Moreira, quien dijo que el crimen organizado está involucrado en el sector carbonífero.

Desde hace meses, el gobierno de la República ha estado trabajando en conjunto con el gobierno del estado de Coahuila, verificando personalmente y de manera muy directa estos pozos que representan un riesgo para los trabajadores que ahí están laborando.

Cerrar aquellos que están de manera ilegal y también verificar si existen otros delitos que perseguir en los casos en los que se han llegado a identificar , aclaró el funcionario federal.

El encargado de la política interna del país reiteró que el gobierno del presidente Felipe Calderón continúa actuando no sólo en Coahuila, sino es todo el territorio nacional en contra de la delincuencia y el crimen organizado.

En conferencia de prensa, Poiré insistió también en que la Federación coadyuvará en las verificaciones que se realicen en los pozos mineros, tanto en el ámbito laboral, económico y sobre todo en el de seguridad y así garantizar las condiciones de operación.

Además, aclaró que ya existen investigaciones para deslindar responsabilidades, porque teníamos la preocupación de esa vinculación en algunos de los sectores de la economía de manera específica, estamos combatiéndolo de manera directa y de manera conjunta con las autoridades correspondientes y, desde luego, siendo atentos a la información que tanto el señor Humberto Moreira, como otros pudieran dar al respecto .

550 ELEMENTOS DE LA POLICÍA MUNICIPAL TIENE LA LOCALIDAD DE TULTITLÁN

Ante la inseguridad que se registra en este municipio y la falta de capacidad para responder al problema, el alcalde José Luis Pérez Cortes informó que se hará una solicitud para la entrada de personal del Ejército.

El alcalde indicó que el problema de la inseguridad no es tan grave, pero la policía municipal sólo cuenta con 550 elementos y los robos son de todos los días, además de que Tultitlán se ha convertido en un tiradero de cadáveres .

Precisó que la mayor vigilancia se requiere para la zona oriente, donde se registra el mayor índice de inseguridad y en donde viven y denuncian continuamente delitos cerca de 250,000 habitantes en 80 zonas habitacionales. (Con información de Notimex)