El gobierno mexicano insistió ante Canadá en la posibilidad de eliminar el requisito de visa para los connacionales.

Durante la visita a nuestro país del primer ministro canadiense, Stephen Harper, México puso de nueva cuenta el tema sobre la mesa.

Hemos tocado este tema (de eliminar las visas) con apertura, y entendiendo las varias razones que llevaron a esta determinación; también asumiendo la gran disposición que ha mostrado el Primer Ministro para mantener un clima de diálogo y de acuerdo que nos permita superar este tema, y tener un tránsito mucho más fluido entre visitantes , refirió ayer el presidente Enrique Peña Nieto durante un mensaje conjunto a medios de comunicación en Palacio Nacional.

A finales de noviembre del 2012, en su calidad de presidente electo, Peña Nieto se reunió con Harper en Ottawa. En dicho encuentro también se abordó el tema de la eliminación de visas para mexicanos. Aquella ocasión se explicó que en el pasado connacionales tramitaban solicitudes falsas con el fin de obtener un estatus de refugiado, lo cual otorgaba ciertos beneficios sociales. Sin embargo, la ley de Canadá que permitía ello fue modificada.

Ayer, en Palacio Nacional, Peña Nieto reconoció a Harper su disposición para seguir con el diálogo y encontrar la fórmula y los mecanismos que permitan en un futuro próximo eliminar las visas impuestas a visitantes mexicanos.

Por otra parte, Peña Niero indicó que cada año el país recibe la visita de 1.6 millones de canadienses.

Recordó que entre los programas bilaterales se encuentra el de Trabajadores Agrícolas Temporales, y que permite que un importante número de trabajadores del campo trabajen en Canadá. Indicó que en 40 años este programa ha otorgado empleo temporal a 263,000 trabajadores mexicanos.

Harper, en tanto, dijo que Canadá y México han tenido relaciones diplomáticas dinámicas durante 70 años, y que en los últimos 20 años se observa un crecimiento increíble en las inversiones y el turismo bilateral.

mauricio.rubi@eleconomista.mx