El exsenador del PAN, Jorge Luis Lavalle Maury, fue vinculado a proceso por un juez federal por los delitos de cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita; continuará preso en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.

“Felicito a la Fiscalía General de la República por la vinculación a proceso de Jorge Luis L, imputado por los delitos de asociación delictuosa, cohecho y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Reconozco el trabajo coordinado con la UIF en el desahogo de la audiencia inicial”, dijo el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto.

Una audiencia que inició el lunes por la tarde y concluyó hoy, Marco Antonio Fuerte Tapia, Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, dictó la prisión preventiva en contra del ex senador panista acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de recibir fuertes cantidades de dinero provenientes de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la empresa Odebrecht.

La imputación es a partir de una denuncia que presentó el exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, quien señaló directamente a Lavalle y otros senadores y diputados del 2013 de recibir fuertes cantidades de dinero a cambio de su voto en favor de la reforma energética que se aprobó ese año en el Congreso.

Durante la larga audiencia, la defensa del exsenador -Felipe Gómez Mont Landerreche; José Joaquín Zapata Altamirano y Héctor Humberto Venegas Román- presentó 20 datos de prueba que buscan evitar que Lavalle fuera vinculado a proceso.

Los abogados de Lavalle argumentaron que Rodrigo Arteaga Santoyo y Francisco Olascoaga Rodríguez, secretario particular y jefe del Departamento Administrativo del director de Pemex, Emilio Lozoya, desmintieron haber recibido y repartido dinero para la aprobación de la reforma energética.

Jorge Luis Lavalle Maury seguirá preso en el reclusorio Norte de la Ciudad de México mientras continúan las siguientes etapas del proceso penal en su contra.

jorge.monroy@eleconomista.mx