Para el presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Agustín Basave Benítez, el 2015 fue un año de más sombras que luces , adverso para los mexicanos debido al estancamiento económico y la falta de resultados de las reformas estructurales promovidas por el gobierno federal.

Un año difícil, con un estancamiento económico, con una crisis social sobre todo, crisis moral por la corrupción, un año muy adverso para los mexicanos. México no crece en su economía, los pronósticos de crecimiento se revisan a la baja siempre, estamos con conflictos en muchas partes del país, que no se han resuelto sino que se agudizan , dijo en entrevista con El Economista.

El perredista destacó que al cierre del año se da un hecho relevante: la confrontación entre el gobierno federal y la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), para implementar la evaluación al desempeño como parte de la reforma educativa.

Refirió que esta crispación y polarización es muy peligrosa pues tiene riesgo de estallidos sociales.

Basave Benítez dijo que a pesar de que al gobierno federal se le dieron todos los instrumentos y las reformas que pidieron en el Pacto por México , a la fecha no se han visto los beneficios que inicialmente se prometieron.

¿Qué han hecho con ellas?, ¿dónde está la implementación, ¿dónde están los resultados? Se dijo que la reforma energética, que nosotros en el PRD votamos en contra, iba a traer jauja a México y ¿dónde está eso? , cuestionó.

Explicó que la falta de resultados es un problema de eficacia, circunstancia que se refleja en los altos niveles de desaprobación al gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto.

Es un problema de eficacia, creo que tenemos una corrupción ineficaz, la corrupción del PRI de antes era eficaz, esa es la triste realidad de México , manifestó.

Durante la administración del priísta se han dado vuelcos en el discurso sobre la importancia de las reformas estructurales. Inicialmente la energética, destacó sobre el resto, y ahora, a mitad del sexenio, es la educativa la considerada de mayor relevancia para el gobierno federal.

Para Basave Benítez la explicación en este cambio de discurso radica en que la energética no ha funcionado y al no tener los resultados prometidos se está buscando otra salida.

El líder nacional del PRD pronosticó que el 2016 será un año complicado por la economía, las confrontaciones que se den en las elecciones en 13 entidades, los diversos conflictos sociales que no se han resuelto, aunado a que los precios del petróleo parece que no van a repuntar.

En relación con el PRD, dijo que el próximo año enfrentará dos escenarios que se desarrollan en dos carriles: el de lo inmediato y el de los cambios de fondo.

En el primero de ellos, Basave Benítez dijo que lo urgente es preparar al partido para los futuros comicios, definir si se gestarán alianzas y con qué fuerzas políticas, decisión que aún no está tomada y que está por definirse.

El otro carril es el de los cambios de fondo, tres desafíos, el de la unidad, la identidad y la integridad, es decir, cohesionar al partido, evitar las fuerzas centrífugas, darle una nueva identidad, porque se nos ha desdibujado y la ética política, combatir ese mal que nos invade a todos en México, a los grupos, partidos, segmentos de la sociedad que es la corrupción , detalló.