El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares anunció que promoverán un paro nacional, así como la toma de puertos y carreteras en todo el país en protesta por el desalojo de la mina de Cananea, Sonora, y advirtió que la recuperará a como dé lugar .

Genaro Arteaga, secretario de Asuntos Políticos del gremio, afirmó que hubo dos heridos durante el operativo de la Policía Federal y añadió que ya se están movilizando mineros de otras ciudades para apoyarlos. Indicó que en las próximas horas tomarán el puerto de Lázaro Cárdenas, Michoacán, y el resto de la semana realizarán otros paros.

El desalojo de extrabajadores en Cananea causó diferentes reacciones entre los sindicatos. Unos manifestaron su apoyo a los mineros que encabeza desde su autoexilio en Canadá Napoleón Gómez, y otros manifestaron que no buscarán la anarquía. La Unión Nacional de Trabajadores, integrado por los sindicatos de telefonistas, el de la UNAM, ASSA, CNC, entre otros, anunció su rompimiento con el gobierno federal.

Por su parte, el disidente del sindicato minero, Carlos Pavón, culpó a Gómez Urrutia por lo sucedido porque él nunca quiso solucionar el problema . El vocero de la CTM, Patricio Flores, dijo que no hay condiciones para romper con el gobierno, pues esto causaría anarquía; mientras que Isaías González, de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos (CROC), dijo que continuarán las negociaciones de la reforma laboral.

Primer Plano

obrito@eleconomista.com.mx