El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Luis Raúl González Pérez, aseguró que dentro de las instituciones que conforman el Estado mexicano no hay adversarios ni debe haber confrontaciones , ya que todas, dijo, comparte intereses y objetivos comunes.

Cuando se determina una violación a derechos humanos, no se descalifica la tradición de servicio u honorabilidad de ninguna institución, se señalan conductas indebidas de servidores públicos que, al ser investigadas, sancionadas y prevenidas, fortalecen el papel de la institución frente a la sociedad, al diferenciar su compromiso con la legalidad y la justicia , explicó.

Durante la firma de un convenio de colaboración con la Secretaría de Marina-Armada de México, en materia de derechos humanos, el ombudsman pidió la aplicación del máximo rigor para los delincuentes, a fin de que paguen por sus delitos.

En su oportunidad, el titular de la Semar, Vidal Francisco Soberón, aseguró que los problemas que ocurran al interior de la institución se resolverán de frente, dando la cara con acciones firmes.

Si en el cumplimiento del deber se incurre en excesos, pondremos a disposición de las autoridades a quien lo haga, ya que ello empaña o podría disolver la misión encomendada , dijo.

Esta clase de hechos, destacó, son aislados y de ninguna manera se realizan por procedimiento.

Soberón Sanz apeló a la comprensión de la sociedad , para evitar juicios anticipados hasta que un juez determine la responsabilidad legal en temas de presunto abuso.

González Pérez pidió a las Fuerzas Armadas que, ante eventuales violaciones a los derechos humanos, éstas sean oportunamente investigadas y sancionadas, pues no hacerlo debilita a las instituciones.