El presidente del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal (TSJDF), Edgar Elías Azar, confió que en el curso de la actual administración empiecen a aplicarse los juicios orales, aunque advirtió gastos "muy altos" para la ciudad de México por su ejecución.

Luego que junto con el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera Espinosa, inauguró 20 nuevas salas para juicios orales en materia civil y mercantil, expuso que su aplicación sigue pendiente, no por falta de voluntad del ex jefe de gobierno Marcelo Ebrard Casaubon, sino por falta de recursos.

"Cuando voy y le presento que necesitamos un edificio especial y edificios en cada reclusorio, y entre 600, 700 y 800 millones de pesos en gastos de inversión, ahí se acabó la magia y el encanto de la reforma penal", explicó.

Elías Azar dijo, sin embargo, que hay información no confirmada de que el Gobierno del Distrito Federal gestiona con el responsable de Finanzas un apoyo especial de la Federación, porque se debe entender que el tribunal de la capital es diferente a todos.

La diferencia, explicó, radica en que "nosotros tenemos el trabajo de ocho o 10 tribunales estatales, somos tan grandes como 10 tribunales estatales, como cuatro países centroamericanos, estamos manejando más de 300,000 asuntos al año".

Además de las salas en materia civil y mercantil, ya se tienen listos los jueces y magistrados en materia familiar.

"Tenemos 100% de la capacitación de los Ministerios Públicos, defensores, todo para resolver en dos horas custodias que actualmente se resuelven en dos años", expuso.

Empero, "el problema es que tenemos que transformar 17 pisos y construir estas salas de juicios orales; que aquí fueron 20, allá van a ser 100", por lo que el tema de la oralidad civil familiar se va a implementar paulatinamente, pero antes de que termine este año se estarán inaugurando las primeras salas familiares, informó.

En el tema de la oralidad tendremos que ir caminando, "sin embargo, en la parte penal implica centenas y centenas de millones de pesos, porque son edificios que hay que construir ad hoc para este tema y hay que crear infraestructura, desde los mismísimos edificios".

Elías Azar expuso que en materia de presupuesto, el TSJDF arranca con déficit, pero se cuenta con el compromiso del jefe de Gobierno de que lo va a compensar en el transcurso del año, y se va empezar a paliar conforme a los excedentes en la recaudación.

También detalló que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) otorgó al Tribunal entre 230 millones y 240 millones de pesos más de lo presupuestado el año pasado, "pero no de lo que gastó", además de que regularizaron poco más de 200 millones de pesos a la partida mil que son salarios, "presupuestalmente creo que vamos bien".

mac