El delegado de Benito Juárez, Christian von Roehrich de la Isla, informó que se han verificado más de 700 obras de las cuales 80 están suspendidas, 35% de ellas fueron clausuradas o están en proceso de demolición.

Ante la problemática de las edificaciones ilegales, el funcionario se pronunció por otorgar más facultades a las delegaciones y próximas alcaldías para tener pleno control y autoridad sobre cualquier desarrollo urbano.

Sostuvo que prevalece un alto índice de corrupción de los constructores, que en contubernio con autoridades impulsan desarrollos inmobiliarios ilegales.

Sin señalar directamente a algún responsable, argumentó que la dependencia encargada de otorgar los permisos de uso de suelo es la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi).

Expresó que, ante esta situación, se deben delimitar perfectamente las facultades de las próximas alcaldías para que quede claro quién es el responsable ante los ciudadanos y no "se echen la bolita de una autoridad a otra", de tal manera que las alcaldías puedan actuar cuando el constructor viole el uso de suelo.

NOTICIA: Obras en Masaryk estarán listas hasta junio de 2015: Seduvi

Christian von Roehrich dijo que en lo que va de su administración ha habido cero tolerancia para los giros de alto impacto, y que a la fecha se han cerrado más de 512 de esos lugares debido a que ofrecían bebidas alcohólicas y hasta drogas a los jóvenes, incluso a los menores de edad.

Sostuvo que ha declarado la guerra a todos los antros que agreden con el ruido que generan o que violan la ley, así como a las fiestas clandestinas

Rechazó que la modernización de 24 parques de la Delegación Benito Juárez tenga el propósito privatizar esos espacios públicos, porque nadie tiene derecho de lucrar con parques ni con deportivos públicos.

Sostuvo que se implementarán comités ciudadanos ques vigilarán dichos espacios y se encargarán de dar permiso o no de realizar actos particulares en esos lugares.

Informó que se invertirán más de 80 millones de pesos en parques y camellones, además de un monto superior a 62 millones de pesos en la instalación de videocámaras.

NOTICIA: CDMX, la sexta urbe más cara del mundo

mfh