Hasta fines de noviembre próximo, la Policía Federal decidirá la suerte de 1,743 efectivos que no aprobaron los exámenes de confianza, que incluyen pruebas poligráfica, médico-toxicológica, psicológica e investigación de entorno socioeconómico, que podría sumarse a otros 302, que ya no prestan sus servicios en la institución, anunció ayer la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

El informe expone que del 2006 a la fecha la Dirección General de Control de Confianza ha realizado un total de 240,024 evaluaciones, tanto al personal que forma parte de esa corporación, como a quienes aspiran a ingresar a la misma, de ese total 134,759 se han aplicado a personal de nuevo ingreso, requisito indispensable para su incorporación.

Según Maribel Cervantes Guerrero, comisionada de la Policía Federal, uno de cada cuatro aspirantes , aproximadamente, acredita dichos exámenes, por lo que no es sencillo que personal con características no idóneas se quede en la Policía Federal, pero además es sometido periódicamente a evaluación de confianza.

En conferencia, la funcionaria federal reveló que en seguimiento al esquema para preservar la fortaleza institucional, la Policía Federal efectúa periódicamente evaluaciones de permanencia y promoción, y se han realizado un total de 46,754 de éstas, considerando que algunos elementos han sido evaluados en dos o más ocasiones como parte de los requisitos que indica la ley y reglamento.

Se cuenta con 2,045 efectivos que no acreditaron los controles de confianza, por lo que se han turnado al Consejo Federal de Desarrollo Policial, a través de la Unidad de Asuntos Internos un total de 919 expedientes integrales, de los cuales han concluido con la baja de 302 efectivos.

Según la Comisionada, el proceso se desahoga en promedio en un lapso de mes y medio, con el fin de garantizar en todo momento el respeto a garantías constitucionales que tiene todo ciudadano y todo funcionario público, tales como garantía de audiencia, derecho de réplica y promover recursos legales, incluso el amparo; por tanto, los casos pendientes se encuentra en distintas etapas procesales que concluirán a fines del mes de noviembre.

HAN DECLARADO 51 FEDERALES

La presencia de efectivos de la Policía Federal en el tramo carretero Tres Marías-Huitzilac, Morelos, donde fue agredida una camioneta diplomática con dos funcionarios de la Embajada de Estados Unidos y un capitán de la Semar, ha sido debidamente justificada ante la PGR, investigación en la que han declarado 51 elementos, dijo ayer Maribel Cervantes Guerrero.

La comisionada de la Policía Federal expuso que las 12 personas bajo arraigo eran parte de un grupo que buscaba a integrantes del crimen organizado que había secuestrado horas antes a Salvador Vidal Flores Pérez, funcionario del INAH.

[email protected]