El Senado de la República aprobó ayer un dictamen para retirar una cláusula internacional firmada por México, que permitirá que el fuero militar ya no proteja a los elementos del Ejército que incurran en el delito de desaparición forzada de personas.

Los hechos constitutivos de la desaparición forzada no podrán considerarse como cometidos en el ejercicio de funciones militares, no se admitirán privilegios, inmunidades ni despensas especiales en tales procesos sin perjuicio de las disposiciones que figuran en la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas , explicó en tribuna la senadora Angélica de la Peña (PRD).

En su primera sesión del 2014, los senadores aprobaron un dictamen por el que se aprueba el retiro de la reserva formulada por el gobierno de México al artículo noveno de la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas, adoptada en la ciudad de Belén, Brasil, el 9 de junio de 1994.

La senadora de la Peña recordó que la Convención Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el caso Radilla Pacheco en contra de México, consideró que la reserva formulada por el Estado mexicano era inválida toda vez que no era compatible con el objeto y fin de la Convención.

De igual manera, por unanimidad, los senadores aprobaron un segundo dictamen para el retiro de la reserva formulada por el gobierno federal al artículo 62 de la Declaración para el Reconocimiento de la Competencia Contenciosa de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre los casos derivados de la aplicación del Artículo 33 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que facultaba al Ejecutivo federal para expulsar del territorio nacional a personas extranjeras que considere conveniente, con previa audiencia.

Compromiso internacional

Con la eliminación de la reserva, la Corte Interamericana de Derechos Humanos tendrá competencia en estos temas, con el fin de fortalecer el compromiso internacional de velar por la protección, respeto y promoción de los derechos humanos.

Estos retiros de reservas lo que pretenden es que los extranjeros, en materias distintas, como es también en este caso la desaparición forzada de personas, puedan contar con mayores garantías respecto ?del procedimiento y con mayor claridad , dijo la senadora Gabriela Cuevas (PAN).

Tras su aprobación en el Senado, ambas minutas fueron enviadas al Ejecutivo federal para su trámite constitucional, además de su publicación en el Diario Oficial de la Federación.

[email protected]