No es tiempo de especulaciones, no hay condiciones para anular las elecciones en Coahuila, indicó Gabriela León Farías, consejera presidenta del Instituto Electoral de este estado, luego de que el PAN denunciara que 20% de los paquetes electorales presentan indicios de haber sido vulnerados.

León Farías también defendió que el PREP (Programa de Resultados Electorales Preliminares) no tuvo un comportamiento atípico , como lo señaló horas antes Lorenzo Córdova Vianello, preside del INE. No presentó ninguna falla, el sistema funcionó muy bien, (el problema fue que) por diversas razones no pudimos alimentar el sistema , argumentó la consejera presidenta.

Abundó en que la tardanza se debió a que no pudieron cargar varios paquetes al sistema, ya que 494 de éstos llegaron con inconsistencias y según marca la normatividad, tuvieron que recontarlos antes de subirlos al PREP.

También reconoció que parte de la paquetería no llegó con encintados del instituto electoral, ya que en las mesas de casilla se olvidaron de hacerlo, pero justificó que éstos no presentaban alguna violación.

Se advirtió que en algunos conteos desde las casillas los ciudadanos omitieron encintar los paquetes, pero no presentaban signos de violación y de alteraciones. Y bueno, la normatividad establece, como lo hicimos, que estos paquetes procedan al recuento total , declaró la titular del Instituto Electoral de Coahuila.

Por otra parte, en entrevista radiofónica, Guillermo Anaya, candidato del PAN al gobierno de Coahuila, aseguró que impugnará la elección y acusó a la consejera presidente de trabajar para el actual gobernador de la entidad.