El Congreso llega al cierre del periodo ordinario de sesiones sin posibilidad de un extraordinario para analizar las iniciativas del presidente Enrique Peña Nieto en materia de seguridad, que implicarán cambios constitucionales.

En la Cámara de Diputados está prácticamente descartada la posibilidad de convocar a un periodo de sesiones extraordinarios, entre el próximo 16 de diciembre y el 28 de febrero del 2015. Todo dependerá de los acuerdos que se alcancen, o no, el fin de semana en el Senado.

Y es que los diputados federales sólo están esperando las minutas correspondientes que pudieran recibir el próximo lunes -el último día del periodo ordinario-de parte de la colegisladora para su ratificación o modificación correspondiente.

Mientras que, hasta anoche, los senadores tampoco habían amarrado la apertura de un periodo extraordinario, mucho menos para que en este lapso se aborde la iniciativa del presidente Peña Nieto que propone la creación del Mando Único Policial y la intervención de la Federación en los municipios.

No hay acuerdos en la Cámara Alta para que la iniciativa presidencial salga, ni siquiera la parte de mando único, pues la propuesta requiere de tiempo para analizarla con expertos, dijeron.

En el Senado el extraordinario no se puede abrir sin un dictamen de por medio a discutir en el Pleno y, en el caso de la iniciativa de Peña, las comisiones a las que fue turnada ni siquiera han convocado para analizar la propuesta.