La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) debió resolver en sentido contrario a como lo hizo en el caso de la investigación del incendio de la guardería ABC, de Hermosillo, Sonora, donde hace un año murieron calcinados 49 niños, porque determinar que hubo violaciones graves de garantías sin señalar culpables es absurdo.

Así lo consideró Juventino Castro y Castro, exministro de la SCJN y presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales en Diputados, quien recordó que cuando a él le tocó investigar el caso de la matanza de Aguas Blancas, Guerrero, la Corte concluyó que hubo violaciones de garantías individuales y se señaló como responsable al entonces Gobernador de Guerrero, Rubén Figueroa y a casi todo su gabinete.

¿El caso ABC sí se pudo haber resuelto de manera contraria a como se hizo?

Sí, se pudo haber consignado y castigado, pero con el nuevo criterio simple y sencillamente se investiga y se calla uno la boca. Y eso me parece que es absurdo.

¿Considera que los ministros fueron estrictamente pragmáticos, en el sentido de apegarse a la letra del Artículo 97 constitucional?

Como el artículo en sí no señala para qué se investiga y qué se va a hacer con lo investigado, usted puede tomar cualquiera de las dos posiciones. Creo que fue muy conservadora la de los de la mayoría al momento de decir:

sabemos quién hizo la violación de garantías, pero no lo podemos decir. A mí, me parece que eso es un absurdo.

En opinión del doctor en Derecho Constitucional, la investigación de la SCJN sobre el caso ABC sí se pudo haber tomado como si fuera una acusación ante el MP, quien se habría encargado de consignar o no a los presuntos responsables.

[email protected]