Con 70 votos a favor y 50 en contra, los senadores aprobaron los artículos reservados en el dictamen de la ReformaLaboral para justicia laboral y libertad sindical.

Los senadores dieron el visto bueno al proyecto propuesto por Morena y ahora pasa al Ejecutivo para su promulgación.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, la demócrata Nancy Pelosi, dijo recientemente que los legisladores estadounidenses no deberían ratificar algún acuerdo en reemplazo del TLCAN, el T-MEC a menos que México aprobara una ley que proteja los derechos laborales.

Poco después de lo dicho por Pelosi, el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió al Congreso de la Unión aprobar la reforma laboral dentro de los parámetros acordados en 2018, en la renegociación del Ttratado de Libre Comercio de América del Norte.

"Estados Unidos ya no tiene pretexto para no ratificar el TMEC", dijo el senador Samuel García, del partido Movimiento Ciudadano (MC) durante las discusiones de la reforma.

Esta reforma ya aprobada en lo general y particular por los legisladores de la Cámara alta, establece que los trabajadores podrán elegir democráticamente a sus dirigentes, por voto personal, libre, secreto y directo. Además, lograría mejores condiciones de vida para los trabajadores mexicanos, con respecto a un mejor salario y poder tener capacidad de negociación colectiva.

El dictamen ya avalado en lo particular y lo general se centra en mantener como objetivo el garantizar y proteger la libertad de negociación colectiva. “La minuta tiene el objetivo de armonizar la legislación secundaria de la reforma constitucional de febrero del 2017 en materia de justicia laboral y libertad sindical, cuya finalidad es el mejoramiento de la productividad; atiende la necesidad de armonizar el marco normativo vigente al Convenio 98 y el acuerdo comercial del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá”, refiere el documento publicado la semana pasada en la gaceta del Senado.

La reforma laboral establece un nuevo sistema de justicia laboral, así como la transparencia y aprobación de los contratos por los trabajadores para erradicar la práctica de los “contratos de protección”, así como la democracia y libertad sindicales, según comentó el Senador Martí Batres.

El dictamen fue aprobado en la Cámara de Diputados en lo general y en lo particular el pasado 11 de abril. Con 258 votos a favor, 67 en contra y 18 altenciones, para luego ser enviada al Senado, el cual decidió el pasado jueves aplazar el dictamen sobre el tema a este lunes 29 de abril.