Legisladores del Senado de la República tomaron como acuerdo que el dictamen de reforma laboral sea aprobado hasta el próximo lunes 29 de abril, un día antes de que concluya el periodo ordinario de sesiones.

El presidente de la Mesa Directiva, Martí Batres Guadarrama, solicitó que se hiciera la primera lectura del dictamen que reforma la Ley Federal del Trabajo; así como los cambios a la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, de la Ley Federal de la Defensoría Pública, del Infonavit y de la Ley del IMSS.

Cabe destacar que el dictamen se centró en mantener como objetivo garantizar la libertad y proteger la libertad de negociación colectiva, “la minuta tiene el objetivo de armonizar la legislación secundaria de la reforma constitucional de febrero del 2017 en materia de justicia laboral y libertad sindical, cuya finalidad es el mejoramiento de la productividad; atiende la necesidad de armonizar el marco normativo vigente al Convenio 98 y el acuerdo comercial del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá”, refiere el documento publicado en la gaceta del Senado.

Por otra parte, el presidente del Senado de la República, Martí Batres Guadarrama, y el senador Napoleón Gómez Urrutia sostuvieron un encuentro con los congresistas estadounidenses Henry Cuellar y Lou Correa.

En el encuentro, Batres destacó que, dado que en el acuerdo comercial se incluyó un capítulo laboral, es de vital importancia que en México se eleven las condiciones de vida de los trabajadores mexicanos, su salario y su capacidad de negociación colectiva.

Agregó que la reforma laboral —que ya aprobó la Cámara de Diputados y en este momento se discute en el Senado de la República— establece un nuevo sistema de justicia laboral, así como la transparencia y aprobación de los contratos por los trabajadores para erradicar la práctica de los “contratos de protección”, así como la democracia y libertad sindicales.

Con la reforma, acotó, los trabajadores podrán elegir democráticamente a sus dirigentes, por voto personal, libre, secreto y directo. “Somos de la idea que es importante el bienestar de los trabajadores en México, Estados Unidos, Canadá y en todos los países. Es importante el equilibrio de los factores de la producción”, asentó.

El congresista Henry Cuellar expresó al respecto: “Nosotros queremos más puentes, no muros. Queremos a México, Estados Unidos y Canadá prósperos y fuertes”. Son países de una región muy importante, agregó.

Consideró que los cambios en materia laboral en México son históricos “y les quiero dar las gracias por tomar esos pasos importantes”.

Lou Correa dijo: “Esperemos que el Congreso le dé la bendición a este tratado, pero queremos asegurar que los empresarios y los trabajadores de ambos países van a ganar. Que el progreso sea parejo, de un lado y del otro”, manifestó.

Gómez Urrutia coincidió en que la reforma laboral se traducirá en grandes beneficios para los trabajadores. Destacó que en esta Legislatura se aprobaron los convenios 98 y 87 de la Organización Internacional del Trabajo sobre el derecho a la libertad sindical, la contratación colectiva y la libertad de asociación, pasos importantes para alcanzar la justicia y democracia laboral.

Da espaldarazo a reforma laboral

No habrá pretexto para que no se ratifique el T-MEC: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador, se manifestó a favor de la minuta de reforma laboral que se discute en el Senado, ya que además de que entre sus beneficios está la democracia sindical, deja sin “pretexto” la posibilidad de la renegociación del acuerdo comercial con Estados Unidos (T-MEC) al romperse acuerdos en materia laboral.

En conferencia de prensa, el mandatario indicó que el tema lo tocó con el senador Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, a quien calificó como perseguido político y dio a conocer que colaboró para su regreso a México tras un largo exilio en Canadá.

“Yo pienso que debe aprobarse la reforma laboral. Ojalá y se apruebe, porque tiene avances importantísimos, por ejemplo, lo de la democracia sindical, que los trabajadores puedan elegir libremente a sus representantes con voto libre y secreto”, dijo.

El mandatario federal refirió en torno al acuerdo comercial con Estados Unidos, que se busca evitar que el tema laboral se utilice para reabrir la negociación del tratado, bajo el argumento de incumplimiento de acuerdos por parte de México.

“Y como no queremos meternos en los asuntos de otros países y hay en Estados Unidos una situación política electoral, nosotros no queremos estar participando en esas diferencias, que no haya excusas”, manifestó.

López Obrador añadió que como parte de los compromisos adquiridos por nuestro país está la realización de una reforma laboral, no se quiere incumplir con lo pactado con la Unión Americana. (Con información de Leopoldo Hernández)

pmartinez@eleconomista.com.mx