Ricardo Nájera, vocero de la PGR, sostuvo ayer que la detención de Gregorio Sánchez Martínez, Greg, candidato del PRD-PT y Convergencia a la gubernatura de Quintana Roo, no tiene implicación política, sino jurídica y el ahora sujeto a proceso por delitos federales como la dirigencia del partido del sol azteca, tenían conocimiento que se investigaba su proceder desde enero pasado y aun así lo registraron como candidato.

Por la noche, el vocero precisó a El Economista que el procedimiento por el cual se notificó al PRD de las indagatorias fue a través de Fernando Gómez Mont, como responsable de la Secretaría de Gobernación, quien siguió los protocolos de diálogo con los institutos políticos, porque la PGR está impedida jurídicamente de revelar contenidos de indagatorias.

En la conferencia, recordó que desde marzo del 2009 se venían desarrollando las investigaciones, y tras una serie de detenciones se fue llegando a conclusiones de presuntos actos delictivos de Sánchez Martínez desde el 15 de enero y concluidos el 3 de mayo pasado.

Tanto la dirigencia del PRD como Greg Sánchez conocían las imputaciones de la Unidad de Investigación Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) por ilícitos de operación con recursos de procedencia ilícita -lavado de dinero- de acuerdo con la indagatoria PGR/SIEDO/UEIDICS/063/2010, aseguró.

Denuncia anónima

Fue a través de una denuncia anónima ­ que se cotejaron movimientos financieros del presidente municipal de Benito Juárez con licencia, el cual manejó en varias cuentas 1 millón 536,000 dólares, pero retiró 2 millones 4,699 dólares, cantidad muy distinta a las que estuvo presentando en sus declaraciones fiscales . De esos hechos, reiteró Ricardo Nájera, conocía el instituto político y Greg, sobre todo luego de comparecer el 3 de mayo pasado ante el Agente del Ministerio Público Federal donde se dijo cuáles eran los delitos que se le imputaban principalmente la Unidad Financiera de la SHCP.

Esto dio paso a la causa penal 122/2010-VI con que se solicitó la orden de aprehensión al Juzgado II de Distrito de Procesos Penales Federales de Nayarit, entidad donde se asienta el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 4 El Rincón, donde fue ingresado ayer el excandidato a Gobernador. Los delitos que enfrentará son delincuencia organizada, contra la salud en su modalidad de colaborar en cualquier manera al fomento para posibilitar la ejecución de delitos contra la salud y operaciones con recursos de procedencia ilícita, mejor conocidos como lavado de dinero.

Delincuencia organizada se le atribuyó por nexos con los cárteles de Sinaloa de los Beltrán Leyva y Los Zetas, quienes operan en esa entidad. Sobre algún nexo de Greg con el asesinato en febrero del 2009, en Cancún, del general Mauro Enrique Tello Quiñonez -que por cierto Greg contrató-, Ricardo Nájera dijo no contar con elementos o evidencias.

Sí sabían, reitera Segob

Antes de la postulación de Gregorio Sánchez como candidato a la gubernatura de Quintana Roo, el PRD ya sabía sobre de la investigación, afirmó la Segob en un comunicado. La dependencia a cargo de Fernando Gómez Mont rechazó que el caso responda a intereses políticos. Dio a conocer que la PGR le pidió su intervención para informar al PRD de la existencia de una indagatoria a uno de sus militantes.

politica@eleconomista.com.mx