La Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) analiza la posibilidad de facilitar a los adultos mayores la llamada prueba de vida , que es un requisito para mantener su derecho a recibir un apoyo económico, dio a conocer Ramón Sosamontes.

El jefe de la Oficina de la Secretaria y de Comunicación Social, reveló que se evalúa que dicha prueba se haga de manera más directa, sencilla y sin que las personas adultas mayores tengan que acudir físicamente.

El funcionario federal reconoció que hay personas que abusan de los adultos mayores que se encuentran inscritos en el Programa 60 y más y hay quienes incluso, simulan que está vivo alguien que ya murió , para seguir recibiendo el apoyo.

De acuerdo con las reglas de operación, el programa de Pensión para Adultos Mayores atiende a las personas que se encuentran en ese segmento de edad, tiene cobertura a nivel nacional y les otorga 525 pesos mensuales, con entregas cada dos meses por el monto acumulado.

Para ello, las personas que están inscritas en este programa deben acudir a la sede de atención de la Sedesol, con el fin de comprobar su supervivencia, para poder mantener el apoyo económico.

Sin embargo, Sosamontes Herreramoro reconoció que algunos adultos mayores no pueden acudir a la prueba de vida porque padecen alguna enfermedad, en ocasiones se lleva a las personas acostadas, precisamente por algún padecimiento , señaló.

En eso estamos ahora, en la cuestión de la prueba de vida de manera eficaz, certera, e incluso que puedan -de repente- quienes no puedan caminar o ir por su propio pie, no presentarse físicamente , expresó el subsecretario de la Sedesol.

Por el momento, reconoció, tienen que presentarse físicamente, porque hay un número grande de gente que abusa de los adultos mayores , y se benefician del dinero que el gobierno les da. En el caso de la ciudad de México la ayuda es tanto del gobierno local como del federal.

Por lo anterior, la Secretaría de Desarrollo Social analiza la posibilidad de facilitar que los adultos mayores cumplan con este requisito, a fin de que no tengan que hacer largas filas y esperar horas para cumplir con el trámite.

hbr