La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) encontró mayores coincidencias en materia de seguridad interior en las iniciativas presentadas por los senadores Roberto Gil (PAN) y Miguel Barbosa (PRD), y destacó grandes diferencias en torno a la propuesta del diputado priista César Camacho.

La Sedena consideró que las iniciativas del PAN y PRD sí regulan a todas las autoridades policiacas, mientras que la propuesta priista sólo regularía al Ejército.

En la reunión que tuvo con diputados federales el 7 de febrero, el titular de la Sedena, Salvador Cienfuegos, presentó un documento comparativo entre las propuestas de los legisladores, y la opinión de la Secretaría acerca de lo que debería contener la Ley de Seguridad Interior, la cual se dictaminará en la Cámara baja.

En el documento cuya copia obtuvo El Economista la Sedena destacó sus principales coincidencias con las iniciativas de los senadores Roberto Gil y Miguel Barbosa: asume la función de Estado en materia de combate a la inseguridad, prevé la intervención de todas las autoridades, garantiza el principio de actuación del Ejército mediante un procedimiento expedito y limita su participación, además de que prevé compromisos y obligaciones para cada una de las autoridades.

En contraste, la Sedena manifestó no estar de acuerdo con la iniciativa presentada por los diputados priistas César Camacho y Martha Tamayo en cuatro rubros: porque sólo prevé la regulación exclusiva de las Fuerzas Armadas y excluye a las corporaciones policiacas estatales y municipales; porque asigna funciones de seguridad pública a las Fuerzas Armadas; porque contiene procedimientos amplios y complejos y porque mezcla la seguridad pública con la seguridad interior.

En el documento, la Sedena definió que la seguridad interior es aquella que busca proteger a las instituciones y dar estabilidad al país con respecto a la Constitución y leyes institucionales, mientras que la seguridad pública tiene como objetivo a las personas y preservar las libertades, el orden y la paz públicos.

Sin embargo, la Secretaría de la Defensa Nacional consideró necesario que el Congreso legisle ya la nueva Ley de Seguridad Interior por tres razones: porque daría seguridad jurídica a la población y a las autoridades; generaría compromisos de las autoridades estatales y municipales en materia de seguridad y porque daría claridad en torno a las atribuciones de cada autoridad.

Lo que debe contener

En el documento, la Sedena destaca que la Ley de Seguridad Interior debe contener elementos mínimos: función de Estado; involucrar a todas las autoridades: contener principios de legalidad, responsabilidad, respeto a los derechos humanos y gradualidad; un procedimiento de autoridades intervinientes y coordinadora, así como especificaciones de acciones, área geográfica, duración, rendición de cuentas y forma de intervención por parte de las Fuerzas Armadas.

Posponen discusión

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados acordó que la Comisión de Gobernación no sesionará para dictaminar la Ley de Seguridad Interior hasta que haya un acuerdo entre coordinadores para abordar el tema.

Se acordó que este dictamen se difiriera, que no se abordara (este lunes); que se viera en una reunión entre los coordinadores (...) para abordar en paquete todos los asuntos que tienen que ver con seguridad, es decir, seguridad interior, mando mixto policiaco... , informó el vicecoordinador del PRD, Jesús Zambrano.

jmonroy@eleconomista.com.mx