Víctor Ignacio Hughes, uno de los familiares del ex gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, detenidos por el desvío de recursos, será liberado por un ordenamiento judicial.

Se trata del segundo en salir de la cárcel, luego de que en octubre pasado, Carlos Mateo Aguirre Rivero, hermano de Ángel Aguirre, salió en libertad, luego de que un juez no encontró pruebas suficientes aportadas por la PGR por el desvío de más de 286 millones de pesos del gobierno estatal que conducía su hermano.

El Juez Quinto de Distrito de Procesos Penales Federales concedió a Víctor Ignacio Hughes Alcocer y a su hermano Henry Paul Hughes Alcocer, quienes se encontraban recluidos en el penal de Santiaguito en Almoloya, estado de México.

Según una investigación de la Procuraduría General de la República, los hermanos Hughes y 18 personas, eran responsables del desvío de más 287 millones de pesos de recursos federales y estatales que eran parte del Gobierno de Guerrero, y los cuales habrían sido desviados a empresas ligadas a familiares de Aguirre Rivero.

De acuerdo con la investigación de la PGR en febrero del 2015, Carlos Mateo Aguirre Rivero dirigía una red de familiares y funcionarios en el gobierno de Aguirre, que desviaron entre 2012 y 2014, recursos de la Comisión Federal de Electricidad, Banobras y la Tesorería de la Federación, así como de la Comisión Estatal del Agua, el Consejo Seguridad Pública y Comisión de Infraestructura Carretera y Portuaria de Guerrero, por un monto de 287 millones de pesos, cantidades que depositaban en sus cuentas bancarias, o bien, en las empresas Constructora Travesa S.A., de C.V., Comercializadora 2003 S.A., de C.V., y Comercializadora Topacio S.A., de C.V.

jmonroy@eleconomista.com.mx

mfh