El titular de la Secretaría de Agricultura, Enrique Martínez y Martínez, indicó que la dependencia será desburocratizada y que en dos meses se determinará sobre los programas que continuarán y los que deberán desaparecer.

En rueda de prensa el secretario de Agricultura consideró aceptable el presupuesto de 75,400 millones de pesos que aprobó la Cámara de Diputados para la dependencia en 2013.

De igual forma, informó que analiza la manera de blindar los recursos de los programas del sector para evitar que el crimen organizado y los malos funcionarios se beneficien con esos apoyos.

Martínez y Martínez comentó que los integrantes del gabinete se reunieron la noche del jueves con el presidente Enrique Peña Nieto, donde quedó de manifiesto la manera en que se realizará el gran cambio que se pretende en la administración pública federal.

En el caso de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) precisó que "se realiza un mapeo" para determinar los programas que continuarán, los que pueden ser modificados y los que tendrán que ser eliminados por no representar un apoyo real al sector agroalimentario.

Aclaró que "no se trata de quitar apoyos sino de tapar hoyos", que evitan que los recursos lleguen a los productores.

También enfatizó que se desburocratizará a la Sagarpa para evitar duplicidad de funciones y atender con celeridad a los representantes del sector.

El ex gobernador de Coahuila sostuvo que el objetivo no es que el sector agroalimentario se convierta en una "turbina" del desarrollo nacional en el corto plazo, pero sí impedir que siga siendo un lastre y un ancla para la economía mexicana.

Adelantó que el objetivo es que el crecimiento de ese sector sea por lo menos de 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB), en lugar del 1.6% que se registró este 2012, para que sea un área competitiva, moderna y sustentable.

El secretario Enrique Martínez anunció que además se impulsará la investigación en los sectores de la pesca y el agropecuario, con el fin de impulsar los grandes cambios que se requieren en el rubro.

En su primera reunión formal con los medios de comunicación, el titular de la Sagarpa adelantó que también se trabajará para que México vuelva a producir fertilizantes y que seguirá Procampo.

Incluso dijo que en la primera quincena de enero se abrirá la ventanilla para apoyar a los productores en ese ciclo de cultivo.

Sobre la problemática del huevo, comentó que seguirá la importación de ese producto hasta que se establezca un precio justo para los consumidores, luego de la gripe aviar que afectó al sector.

Subrayó que estarán alertas y se reforzará la inspección fitosanitaria en las granjas agrícolas del país.

En cuanto al maíz transgénico informó que se ha reunido con los secretario de Medio Ambiente y de Salud federales para analizar a fondo las decisiones que se deben tomar al respecto.

Detalló que la Secretaría de Salud (SSA) deberá emitir su opinión para determinar que el consumo del maíz transgénico afecta o no a la salud humana y que también se analizará si la siembra de ese grano podría afectar al maíz criollo que se siembre en México.

mac