El Instituto Federal Electoral (IFE) informó que ya envió al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) los expedientes de las investigaciones a las campañas de Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador, en las que PRD y PRI se acusan, mutuamente, de rebase de tope de gastos de campaña y de triangulación a través de Monex y Honestidad Valiente.

Ese Instituto dejó claro que las investigaciones continúan desde su Unidad de Fiscalización y sus resultados no están sujetos a la calificación de la elección presidencial en el tribunal electoral.

El desahogo del procedimiento de queja no está relacionado con el plazo que la ley otorga para la declaración de validez de Presidente electo.

Hasta el momento se han integrado diligentemente los expedientes, que contienen información en materia de fiscalización a los recursos de los partidos políticos, los cuales se remitieron al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. En el mismo tenor, esta autoridad atiende y atenderá los requerimientos de información por parte del órgano jurisdiccional como corresponde .

Ante la exigencia del Revolucionario Institucional, Acción Nacional y el sol azteca para acelerar la fiscalización, el IFE presentará hoy a los partidos un informe preliminar de sus investigaciones a las campañas de Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

El informe dejará en claro que sus investigaciones están en proceso y no concluirán hasta que agote todas las líneas de investigación.

La Unidad de Fiscalización destaca que dichas indagatorias no están sujetas al proceso de calificación de la elección presidencial por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Para caso Monex

IFE INVESTIGA CINCO LÍNEAS

El Instituto Federal Electoral (IFE)ha realizado un total de 341 diligencias para dilucidar la ruta de la presunta triangulación de dinero del PRI, a través de las tarjetas Monex, para la campaña de Enrique Peña Nieto.

La Unidad de Fiscalización del IFE tiene cinco líneas de investigación, de acuerdo con el informe que hoy presentará al Consejo General de ese Instituto, en el cual se expone que los resultados que arrojen esas diligencias serán presentadas hasta que éstas concluyan, ya que ahora es información reservada.

La Unidad de Fiscalización ha realizado 341 diligencias que le permiten esclarecer los hechos investigados y después determinar las presuntas infracciones que pudiesen haber cometido los partidos políticos, coaliciones o candidatos , precisa el informe.

Esas diligencias se han realizado ante instancias como la Fepade, el Servicio de Administración Tributaria, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, personas morales, entre otras.

La primera línea de investigación se centra en determinar el origen de las tarjetas presentadas por el PAN y el PRD en respectivas quejas, así como la fuente contractual de todas las tarjetas a las que se habrían fondeado 70 millones de pesos, según la acusación, y determinar el lote total de tarjetas.

La segunda es identificar a las personas físicas y morales relacionadas con la contratación de los servicios de Monex; la tercera busca determinar el monto dispensado, es decir, el monto que depositado a las tarjetas.

La cuarta con el establecimiento del uso y vinculación de esas tarjetas con el proceso electoral, el PRI y su candidato presidencial, Enrique Peña Nieto.

La quinta y última línea de investigación de la Unidad de Fiscalización tiene que ver con la colaboración con autoridades competentes para el análisis de los flujos de dinero depositados en efectivo, según su temporalidad, regionalización y montos.

Es oportuno reiterar que los detalles de la investigación se darán a conocer una vez que se presente el proyecto de resolución, toda vez que los procedimientos de queja se clasifican como información temporalmente reservada , precisa el informe.

Acusación contra Honestidad Valiente

SIGUEN ORIGEN DEL DINERO

En el caso del presunto fondeo oculto a la campaña de Andrés Manuel López Obrador, como acusa el PRI, la Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE) ha realizado 78 diligencias y tiene cuatro líneas de investigación para determinar si las organizaciones como Honestidad Valiente sirvieron para financiar desde el Gobierno del DF a la campaña del Movimiento Progresista (PRD, PT y MC) como acusa el tricolor.

En el informe que hoy presentará la Unidad de Fiscalización ante el Consejo General del IFE, afirma que están en proceso las indagatorias a raíz de la queja del Revolucionario Institucional para determinar si la campaña de Andrés Manuel López Obrador tuvo financiamiento paralelo a través de diferentes asociaciones civiles, entre ellas, el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Honestidad Valiente, Proyecto Alternativo de Nación y No nos vamos a dejar.

Menciona que la primera línea de investigación para determinar la forma jurídica, fiscal y carácter de las operaciones de las personas morales denunciadas; la segunda con el análisis del origen de los ingresos depositados en esas organizaciones.

La tercera es un análisis de las aplicaciones del gasto de todos los sujetos denunciados e involucrados.

Finalmente, el cuarto eje de la investigación tiene que ver con el análisis de precios y condiciones de mercado, en relación con los servicios prestados a entidades de gobierno.

La Unidad de Fiscalización ha realizado 78 diligencias (...) con la finalidad de esclarecer (...) y obtener elementos que le permitan explicar los hechos investigados y posteriormente determinar las presuntas infracciones que pudiesen haber cometido los partidos políticos nacionales, coaliciones o candidatos , precisa el informe.

Los entes donde la Unidad ha solicitado información y rastreado datos es en los propios partidos de la izquierda (PRD, PT y Movimiento Ciudadano); el Servicio de Administración Tributaria; la Comisión Nacional Bancaria y de Valores; personas físicas y morales, y el Registro Público de la Propiedad y de Comercio.

Informes preliminares

NO REPORTAN DONACIÓN DE MILITANTES

La Unidad de Fiscalización del Instituto Federal Electoral (IFE) informó que sí detectó relaciones de partidos y candidatos con ciudadanos y proveedores, quienes pudieron generar movimientos de ingresos y gasto en las finanzas de la campaña presidencial . Sin precisar qué partidos ni qué candidatos, destacó que ningún partido reportó haber recibido donaciones de militantes y simpatizantes en la primera etapa del proceso de fiscalización.

En el informe que hoy presentará al Consejo General, la Unidad precisa que continúa el análisis de documentos, diligencias, auditorías y solicitudes de información a los partidos y autoridades, con el propósito de determinar si existió un rebase en el tope de gastos de campaña (336 millones de pesos) en la elección presidencial, como el PRI acusa en el caso de Andrés Manuel López Obrador (Movimiento Progresista) y el PRD en el caso de Enrique Peña Nieto (PRI-PVEM).

Precisa que parte del proceso de fiscalización adelantada que aprobó el Consejo General, esa Unidad espera los reportes de los partidos a más tardar el 8 de octubre, con el fin de cotejar sus datos con los que tiene el área y no podrá determinar si existió algún rebase sino hasta que concluya sus investigaciones.

El PAN, Nueva Alianza y las coaliciones PRI-PVEM y PRD-PT-MC entregaron dos informes preliminares (el 26 de mayo y el 16 de junio), con base en los cuales se informa: Durante las actividades llevadas a cabo por los partidos políticos, coaliciones y candidatos registrados existieron relaciones con terceros (ciudadanos y proveedores), quienes pudieron generar movimientos de ingreso y gasto en las finanzas de la campaña presidencial .

Detalla que la Unidad de Fiscalización no realizó confirmaciones con militantes y simpatizantes, toda vez que los partidos no reportaron ingresos provenientes de esa fuente de financiamiento . Precisa que en la segunda etapa de fiscalización demandará que los partidos entreguen esa información.

Agrega que del 30 de marzo, inicio de las campañas, al 30 de abril, la coalición Compromiso por México, que postuló a Peña, reportó un gasto de 59 millones 794,085 de pesos; el Movimiento Progresista, que postuló a Andrés Manuel López Obrador, alrededor de 106 millones 701,079; el PAN, que postuló a Josefina Vázquez Mota, reportó 18 millones 943, 315, y Nueva Alianza, que postuló a Gabriel Quadri, indicó que gastó

1 millón 990,487.

Respecto de la colocación de espectaculares en ese periodo, la Unidad de Fiscalización informó que el PRI-PVEM tuvo 1,263 anuncios; Movimiento Progresista 148 anuncios; PAN, 17 y el Panal, tres.

El informe destacó que los partidos no reportaron haber recibido recursos de simpatizantes, aunque en la última etapa del proceso de fiscalización demandará esa información.

Abundó que también pedirá comprobantes de transferencias de instituciones financieras; gastos operativos y de campaña, materiales y suministros y gastos de publicidad.

[email protected]