El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, reportó 66 personas lesionadas por la explosión de una pipa de gas en el Hospital Materno Infantil de Cuajimalpa, de los cuales 22 se encuentran graves y 44 podrían ser dados de alta en breve.

En conferencia de prensa, el mandatario capitalino aclaró que estas son cifras preliminares y que hasta el momento son dos, las personas que perdieron la vida: un menor de edad y una mujer.

Además, Mancera Espinosa informó que los tres operadores de la pipa de GAS Express Nieto , dos de ellos hospitalizados, se encuentran en calidad de detenidos y que se aplicará todo el peso de la ley contra esta empresa.

Abundó que al lugar de los hechos se han trasladado mil trabajadores del gobierno local, para ayudar en la remoción de escombros, acción que se realiza de manera manual, por si hay aún hay personas con vida atrapadas, además de que se utilizan los binomios caninos, para localizar a alguna víctima.

Refirió que con personal de Protección Civil se trabaja en las casas, mercado y escuelas aledañas, para verificar los daños ocasionados por la explosión, mismos que hasta el momento sólo se reportan por vidrios rotos.

Explosión en Hospital Materno - Infantil del Contadero, en Cuajimalpa

Tras expresar su pesar por estos hechos, el jefe de Gobierno comentó que en el rescate y atención de las víctimas es una conducción directa del Gobierno capitalino, por lo que instruyó al procurador capitalino, para atender a las víctimas.

Mancera Espinosa destacó que desde los primeros minutos del incidente se estableció una coordinación con las instancias federales, y aprovechó para agradecer el apoyo ofrecido por el presidente Enrique Peña Nieto, así como de empresas privadas y de gobierno.

mfh