Querétaro será uno de los pocos estados del país que regule la alienación parental luego que la Comisión de Administración y Procuración de Justicia aprobó la iniciativa presentada por el diputado priista Luis Antonio Macías Trejo a fin de retirar la patria potestad, en el caso de los padres divorciados, a la madre o padre que manipule al menor a fin de destruir los vínculos afectivos con el otro progenitor.

La alienación parental , se da principalmente en el contexto de conflictos de custodia entre padres, conducta que se caracteriza por el conjunto de síntomas que resultan del proceso por el cual un progenitor transforma la conciencia de sus hijos mediante distintas estrategias, con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

El legislador priista y autor de la iniciativa –que reformará el artículo 443 del Código Civil del estado de Querétaro-, explicó que la propuesta obedece a la petición de padres de familia y jueces inconformes con la falta de una legislación que sancione la alienación parental.

La manifestación expresa de jueces de magistrados de quienes aplican la ley en el estado de Querétaro, dado que no cuentan con una legislación para cuando se enfrentan en estos casos, como se dijo en el dictamen: padres de familia y jueces enfrentan esta situación que obedece no a un trastorno psicológico sino a un problema social que desencadena cosas difíciles o más graves a futuro con los menores; es un derecho que le asiste de a los menores de edad y no a los padres de familia , expuso Macías Trejo.

El dictamen de la iniciativa establece que algunas de las conductas o estrategias obstaculizadoras del progenitor alienante puede ser rehusar pasar las llamadas telefónicas a los hijos, organizar varias actividades con los hijos durante el periodo que el otro progenitor debe ejercer, así como presentar a la nueva pareja como la nueva madre o padre del menor, entre otras.