México reducirá el próximo año el gasto de inversión para la operación de los dos órganos de control, vigilancia y detección de actos de corrupción sobre los recursos públicos federales. Para la Secretaría de la Función Pública (SFP) y la Auditoría Superior de la Federación (ASF), se prevé un gasto conjunto de más de 3,000 millones de pesos, aunque esas dependencias tendrán una reducción presupuestal de más de 230 millones de pesos respecto del gasto de este año.

El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2012 plantea la permanencia de la Secretaría de la Función Pública para el 2013, hasta que se aprueben las reformas a la Ley de la Administración Pública Federal, que crearían en su lugar una Comisión Nacional Anticorrupción.

Para la Secretaría de la Función Pública, se contempla un presupuesto el próximo año de 1,392 millones 873,286 pesos, lo que representa una disminución de 87 millones 481,612 pesos respecto del 2012, cuando ejerció 1,480 millones 354,898 pesos.

Para la Auditoría Superior de la Federación, dependiente de la Cámara de Diputados, se plantea un techo presupuestal de 1,343 millones 537,026 pesos para el 2013, lo que también representa una disminución de 142 millones 547,969 pesos respecto del 2012, cuando ejerció 1,486 millones 084,995 pesos.

El programa de acción de combate a la corrupción por parte de la SFP contempla realizar la campaña nacional para la cultura de la legalidad en todo el 2013, que tendrá un costo de 90 millones 641,338 pesos.

No se considera algún rubro para la creación de la Comisión Nacional Anticorrupción en el 2013, por lo que se espera que la SFP se mantenga en funciones por lo menos hasta el tercer trimestre del año. La Dirección General de Controversias y Sanciones en Contrataciones Públicas de la SFP tendrá un presupuesto de 39 millones 437,364 pesos para vigilar los contratos del gobierno con particulares, y la unidad que recibe y analiza las declaraciones patrimoniales de los funcionarios contará con 51 millones 077,972 pesos para sus tareas.

La Unidad de Control y Auditoría a Obra Pública de la SFP tendrá recursos por 27 millones 492,691 pesos; la Unidad de Auditoría Gubernamental, 63 millones 787,184 pesos, y la Dirección General de Denuncias e Investigaciones, un monto de 27 millones 127,686 pesos.

De los 1,392 millones de pesos que tendrá de presupuesto, la SFP destinará en general 1,067 millones 873,286 para el pago de funcionarios y el resto para el pago de servicios y suministros.

Una de las áreas de la SFP que tendrá más presupuesto será la Unidad de Políticas de Mejora de la Gestión Pública, con 63 millones 634,029 pesos, y en general se estima que las acciones para la realización de mejores prácticas gubernamentales asciendan a 402 millones 506,762 pesos.

En el caso de la Auditoría Superior de la Federación, se estima que la fiscalización de la Cuenta de la Hacienda Pública Federal tendrá un costo de 1,661 millones 443,776 pesos. En específico, 1,343 millones 537,026 pesos para gastos de los funcionarios y 235 millones 206,265 pesos para gastos de operación.

SI NO SE CREA LA COMISIÓN, LA ESTRATEGIA ES CONTINUIDAD

El nuevo gobierno federal no delineó una nueva estrategia de combate a la corrupción para el 2013. Con la apuesta de que se apruebe en breve la Comisión Nacional Anticorrupción, el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto apuesta a la continuidad del trabajo que ya desarrolla la Secretaría de la Función Pública (SFP).

En la justificación del gasto que se solicitó a la Cámara de Diputados para la Secretaría de la Función Pública, por 1,392 millones 873,286 pesos, se compromete la continuidad en acciones que ya realiza esa dependencia, como el programa de testigos sociales, así como de eficiencia y eficacia en las contrataciones públicas.

En la justificación de esos recursos, se compromete que para el logro de sus objetivos, la SFP desarrollará actividades... de promoción de la cultura de la legalidad y el aprecio por la rendición de cuentas; ampliación de la cobertura, impacto y efecto preventivo de la fiscalización a la gestión pública; inhibición y sanción de las prácticas corruptas... mejora de la gestión y regulación de los procesos de la Administración Pública Federal y optimización en el uso y aprovechamiento de los inmuebles federales , que ya realiza la dependencia.

Plantea la continuidad de la estrategia Usuario Simulado en las dependencias, que consiste en que un funcionario de la SFP se involucra dentro de las dependencias para identificar y detectar con evidencia jurídica casos de corrupción cometidos por servidores públicos en funciones. También da seguimiento a la verificación de las declaraciones patrimoniales de los servidores públicos.

Sólo una novedad que se plantea es la implementación del Sistema Integral de Información de Padrones de Programas Gubernamentales (SIIPP-G), que se compromete como una herramienta informática para la integración de la información de los padrones de beneficiarios de los programas sociales a cargo de las dependencias, a efecto de que no existan duplicidades.

También contempla impulsar la implementación de observatorios ciudadanos en los estados, para la vigilancia social efectiva sobre la aplicación de los recursos y cumplimiento de los programas federales destinados a la igualdad entre mujeres y hombres .

[email protected]