El Sistema de Alerta Sísmica no se activó en 1,320 altavoces de la Ciudad de México, es decir, 12% del total instalado, por fallas en amplificadores y daños en elementos que conforman los postes, que también contienen las cámaras, y en enlaces que se encuentran conectados al Centro de Comando, Control, Cómputo, Comunicaciones y Contacto Ciudadano (C5).

Lo anterior, tras un sismo de magnitud 5.9 grados que se registró este jueves a las 8:31 horas, con origen a 13 kilómetros al suroeste de Huajuapan de León, Oaxaca, y que se sintió en la capital del país. No hubo daños mayores ni se reportaron lesionados.

En conferencia de prensa, el coordinador del C5, Idris Rodríguez Zapata, afirmó que se lanzó la alerta a los altavoces de la ciudad, pero los que no sonaron es porque están obsoletos y se deben remplazar, por lo que iniciaron un procedimiento para arreglarlos, sea cual sea la falla, aseguró.

“Cuando tengamos esta conclusión y reparación de las cámaras, que calculamos que sea entre dos o tres semanas, estaremos realizando una prueba de audio, es algo que no habíamos hecho desde que arrancó el proyecto de la amplificación del sonido del alertamiento sísmico así como en la aplicación del 911”, expuso.

Dijo que se estará realizando con regularidad esta operación para tener certeza de que el sistema funciona correctamente.

Reiteró que no es un error en el sistema sino físico, en los postes de las cámaras de la ciudad, “no fue en específicas colonias, fue en las diferentes delegaciones, son fallas que se presentaron aleatoriamente”.

Idris Rodríguez explicó que 12,354 de 15,000 aparatos tienen altavoces para la alerta sísmica, mientras que 600 no se encontraban funcionando porque están en reparación.

Mientras que en los usuarios de la app del 911CDMX también presentaron falla por no tener bien instalada la aplicación o software del teléfono o no tener activado el internet.

“Tenemos que buscar la mejor tecnología en el momento, no es cambiar las cámaras como un foco, es toda un red de comunicación, los equipos de cómputo del C5 es una tecnología que se debe cambiar, es un proceso costoso para que resulte en el menor tiempo posible”, destacó.

Finalmente, el coordinador del C5 dijo que no se quieren esperar al megasimulacro del 19 de septiembre para hacer pruebas en los altavoces.